Cultivo algodonero mantiene alertas

Álvaro Sánchez Vargas, regidor y productor algodonero de San Pedro, aseguró que deben estar pendientes de la presencia del "Picudo", que ya ha causado estragos y pérdidas millonarias.
Los productores de San Pedro se mantienen alertas ante la presencia del "Picudo".
Los productores de San Pedro se mantienen alertas ante la presencia del "Picudo". (Damián Ramírez)

San Pedro de las Colonias, Coahuila

Se ha venido desempeñando un trabajo importante para controlar la plaga del "Picudo", que es uno de los peores enemigos para los productores algodoneros.

En ciclos pasados causó daños irremediables en los cultivos, donde ha dejó pérdidas monetarias considerables, sin utilidades por la poca producción y la mala calidad de las cosechas.

Álvaro Sánchez Vargas, regidor y productor algodonero, señaló que la Junta Local de Sanidad Vegetal está realizando monitoreos para detectar a pronto tiempo si existe la presencia del "Picudo" y así poder combatirlo antes de que la planta esté en pleno desarrollo, donde la plaga puede atacar y destruir.

Dijo que para el combate de esta plaga, existe el programa binacional donde Estados Unidos colabora con aportaciones importantes para la erradicación del "Picudo", al igual que el gobierno mexicano.

"Si llueve, la plaga aparece y si no llueve, la planta se deshidrata por el calor".

"El mejor ambiente para que el "Picudo" se fortalezca, es la humedad, esta semana que acaba de pasar tuvimos días difíciles porque amaneció lloviendo y además se mantuvo nublado y este tipo de temporal es fundamental para que la plaga se reproduzca".

"Afortunadamente no han sido tantos días nublados y si llueve de inmediato sale el sol, que ayuda a eliminar los huevecillos de la plaga", indicó.

Mencionó que el principal enemigo de la plaga es el calor, aunque si los días se exceden, acotó, también se daña la planta por la deshidratación, por ello, consideró, la siembra de algodón es un albur, dado que se mantiene expuesto a los cambios de clima,

"Si llueve, la plaga aparece y si no llueve, la planta se deshidrata por el calor".

"La plaga del "Picudo" es uno de los principales problemas que están teniendo los productores algodoneros, aunque también, no sólo hay que enfocarse en ella".

"Hay que ver otros factores como el precio internacional, ya que las buenas ventas y un precio justo en el país, depende de la cantidad de fibra que producen países como Estados Unidos, China y la India, que son los principales competidores", detalló.