Campesinos toman el Congreso del Estado

No han sido atendidos por diputados. Mantienen su exigencia de que en el gasto de 2015 haya una partida de 800 millones de pesos para subsidio de 400 pesos por tonelada.
La protesta para exigir un mejor precio para el maíz, se llevó al Congreso del Estado
La protesta para exigir un mejor precio para el maíz, se llevó al Congreso del Estado (Sonia Serrano Íñiguez)

Guadalajara

Yo no quisiera estar aquí. Mi trabajo es estar en el campo, pero desgraciadamente con lo que produzco ya no alcanzo a pagar”, afirmó Ricardo Hernández Yañez, maicero del municipio de Zapotlán del Rey. Está recargado en una curul del Recinto Legislativo, donde unos cincuenta productores de maíz esperan ser atendidos por diputados. Otros 300 están distribuidos en el patio del edificio, tomado desde poco antes de las 7:00 am. Ahí se quedarán hasta que tengan una respuesta.

La protesta para exigir un mejor precio para el maíz, se llevó al Congreso del Estado, luego de que los productores se enteraron que este miércoles sesionaría la Comisión de Hacienda, para aprobar el Presupuesto de Egresos de 2015. En el dictamen, no está previsto el dinero para apoyarlos.

Absalón García, quien encabeza a los productores, afirmó que la toma del edificio es “una medida de desesperación ante los incumplimientos del gobierno del estado para el apoyo de la comercialización del maíz en el estado”.

Recordó que el año pasado las autoridades se comprometieron a garantizar un precio de 4,100 pesos por tonelada, “que no se cumplió. Después hubo un segundo ofrecimiento de 300 pesos de compensación a la tonelada a comercializar, pero tampoco se cumplió y se entregó sólo a algunos cuantos”.

Indicó que en los acercamientos que tuvieron con el secretario de Gobierno, Roberto López Lara y con el ex secretario de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), Ricardo Villanueva Lomelí, se acordó que se dispondría de una bolsa para entregar 400 pesos por tonelada como compensación. Los datos oficiales hablan de unas dos millones de toneladas a comercializar, por lo que se requerirían unos 800 millones de pesos. Con este apoyo, el precio llegaría a 2,800 a 3,000 pesos por tonelada.

Ricardo Hernández señaló que en los últimos años el precio del maíz ha caído 56 por ciento, mientras que los insumos han aumentado 50 por ciento “y ya no podemos sobrevivir con esto”. Pidió a las autoridades que se den cuenta que “si el país está prendido, los agricultores andan más. Y todas las revoluciones han empezado en el campo. En el campo está por haber un movimiento social, porque hay gente que ya vendió lo que tenía  y no alcanza a pagar. Allá nos roban animales y no hay quién diga nada. Los jóvenes prefieren andar en otras cosas”.