Hubo apoyos que no llegaron a los productores

Ejidatarios de Francisco I. Madero señalaron que sus cultivos se vieron afectados por la granizada de mayo pasado, ante lo que les habían prometido fertilizantes para recuperarlos.
Aproximadamente 850 hectáreas resultaron dañadas por el granizo.
Aproximadamente 850 hectáreas resultaron dañadas por el granizo. (Luis Alberto López)

Francisco I. Madero, Coahuila

Ejidatarios de Francisco I. Madero señalaron que hubo apoyos que nunca recibieron el año pasado, entre ellos el fertilizante que se les otorgaría para reparar el daño, que una granizada ocasionó en sus cultivos en mayo de 2013.

Isidro Perales Espino, campesino del ejido Covadonga, reveló que aunque en su caso las afectaciones no fueron fuertes, nunca llegó la ayuda que en su momento autoridades municipales y estatales mencionaron.

Fueron 850 hectáreas de diversos cultivos afectadas en diversos grados.

“Yo sembré apenas una hectárea de algodón y logró recuperarse buena parte de la producción”, manifestó.

Sin embargo, hubo quienes no corrieron con la misma suerte, como Martín Contreras del ejido La Pinta, quien vio mermada su cosecha hasta casi 50 por ciento.

“Tuve una baja en la producción muy fuerte, sembré cuatro hectáreas y por cada una normalmente se sacan entre cinco y seis toneladas, pero la granizada hizo que obtuviera entre tres y cuatro”, puntualizó.

Por su parte Pedro Sánchez, comisariado ejidal de la comunidad de Hidalgo e integrante de la organización “Los Dorados de Villa”, refirió que el año pasado diversas comunidades no fueron incluidas en programas de empleo temporal.

“Ya hemos  hecho algunas solicitudes sobre los apoyos que pueda haber en enero y febrero, respecto a los empleos temporales que ofrece la Comisión Nacional Zonas Áridas (Conaza) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor)”, dijo.

Afectadas 850 hectáreas por granizo

A decir de un informe emitido en mayo pasado por las dependencias rurales locales, fueron aproximadamente 850 hectáreas de diversos cultivos entre ellos algodón, nogal, maíz y sorgo las que se vieron afectadas en diversos grados.

Los funcionarios de esas oficinas comentaron que en los ejidos donde más notable fue ese fenómeno son La Pinta, Covadonga, San José de la Niña y Santa María, donde la siembra se vio dañada en por lo menos diez hectáreas.

Ante la situación, semanas más tarde autoridades municipales anunciaron que serían gestionados apoyos diversos como fertilizantes.