Campesinos esperan un año 2014 complejo

En Francisco I. Madero ya no pueden sembrar tanto sorgo, ya que sus actuales compradores prefieren adquirirlo en los Estados del Sur, por lo que le apostarán al algodón.
Algunos campesinos tienen como objetivo retomar el algodón como cultivo rector.
Algunos campesinos tienen como objetivo retomar el algodón como cultivo rector. (Sergio Enrique Guajardo)

Francisco I. Madero, Coahuila

Campesinos de Francisco I. Madero auguran un año complejo, pero creen que será mejor que el 2013.

Algunos tienen como objetivo retomar el algodón como cultivo rector, ya que el sorgo no es una opción por ser poco rentable.

“Esperamos que la situación mejore porque se ha anunciado que van a otorgar 800 millones de metros cúbicos de agua, pero nosotros pedimos que sean 900 para cultivar poco más de una hectárea”, dijo Pedro Sánchez, comisariado ejidal de la comunidad de Hidalgo.

“El algodón genera más empleos. Si bien el precio se desploma, la producción reditúa lo invertido”,

Indicó que este año enfrentan un problema serio, en el sentido de que ya no pueden sembrar tanto sorgo, ya que sus actuales compradores prefieren adquirirlo en los Estados del sur.

Recordó que durante el pasado ciclo agrícola, cada campesino sembró en promedio 71 áreas de ese cultivo y el precio por tonelada fue de 550 pesos.

Ante la situación, señaló que lo ideal para cada campesino será dividir sus parcelas en algodón, maíz y forraje, ya que pueden almacenarse en caso de que no se vendan de manera inmediata.

“La idea es no irnos el cien por ciento con el sorgo, porque de no venderse se nos echa a perder a diferencia del maíz, que lo puedes desgranar y almacenar”, dijo.

En Covadonga seguirán cultivando algodón

Por su parte, Isidro Perales Espino, campesino del ejido Covadonga, indicó que ellos tienen contemplado seguir con el algodón y aunque es riesgoso trae muchos beneficios.

“El algodón genera más fuentes de empleo, si bien es cierto que el precio se desploma, muchas veces la producción te reditúa lo que inviertes”, explicó.

Los compradores de sorgo prefieren adquirirlo en Estados del sur.

Añadió que durante el año pasado, el precio de la libra de ese cultivo oscilaba entre los 76 y 78 centavos de dólar, cantidad que es baja para los campesinos.

Antonio Hernández, comisariado ejidal de Covagonda, coincidió en que debe sembrarse el menor número de hectáreas de sorgo forrajero.

Cabe destacar que según datos del área de Desarrollo Rural proporcionados el año pasado, durante el 2013 fueron sembradas menos de mil hectáreas de algodón.

En ese sentido, solamente en lo que respecta al módulo de riego número 13 “La Marinera” cultivó un promedio de 250.