Cambia migración; va hacia otros países de AL y Europa

Pequeños grupos de mexicanos conforman generaciones de profesionales que buscan empleos de mejor estatus
Enfrentan muchas restricciones en Estados Unidos.
Enfrentan muchas restricciones en Estados Unidos. (Tania Contreras)

Toluca

Juan Gabino Becerril, especialista del Centro de Investigación y Estudios Avanzados de la Población (CIEAP), de la Universidad Autónoma del Estado México (UAEM), informó que los destinos de los migrantes cambiaron, convirtiéndose los países de Europa y América Latina en los nuevos rumbos para un pequeño grupo de trabajadores.

Se trata de una generación de mexicanos que salen y cuentan con elevados grados de estudio, así como capacidades técnicas, quienes optan por otras latitudes, pues cruzar la frontera de Estados Unidos es inseguro, pero especialmente los detiene la carencia de empleos dignos.

Explicó que la migración hacia el vecino del norte, históricamente es de trabajadores de los sectores primarios de la economía; sin embargo, quienes viajan a España, Francia, Portugal, Alemania e Inglaterra en Europa, y Canadá, Brasil, Argentina, Chile, Perú y Colombia en América, tienen otro tipo de expectativas en niveles más altos.

"Este tránsito a nuevas ciudades es de profesionistas. Si bien a la fecha 96 por ciento de los migrantes se va a Norteamérica, el resto es hacia otros destinos. Este porcentaje podrá ir a la alza ante la pérdida del bono demográfico en nuestro país".

El especialista insistió en que los motivos del desinterés por ir hacia la frontera norte es la falta de oportunidades de desarrollo y las medidas restrictivas para conseguir un empleo con estatus, porque son una generación de mexicanos con hasta 20 años de estudio, quienes buscan llegar a otros espacios.

"Sobre todo estas migraciones a otras naciones, son de profesionistas calificados. Los mexicanos por eso buscan destinos como Europa y América Latina".

Ante este contexto, el principal riesgo por la modificación de los destinos es la fuga de talentos, además de que "nuestro sistema educativo termina por subsidiar el desarrollo de otros países. Es una situación que se enfatizará en los próximos años porque en México no hay empleos bien remunerados ni tampoco suficientes trabajos".