Las calandrias; tradición y símbolo de Guadalajara

Calandrieros aseguran que por la temporada realizan hasta seis paseos al día, mientras que en otras ocasiones por lo mucho tres. 

Guadalajara

Múltiples leyendas y tradiciones envuelven a Guadalajara con un manto de belleza y cultura que se pronuncia en cada rincón, el más aclamado es el centro histórico, por sus monumentos, edificios antiguos, templos y sus calandrias -carruaje ícono de la ciudad- que evoca a principios del siglo XX donde un regidor del cual se desconoce su nombre, mandó a pintar por simple ocurrencia de negro y con ruedas amarillas las carretas con capotas plegables que eran arrastradas por un corcel, dado el parecido de sus tonos con el de una calandria, fue que el pueblo las bautizó así. Y, aunque ahora lucen de todos colores y diseños, su nombre prevalece y con ello su tradición.

Así que para recorrer la ciudad, no hay mejor forma que hacerlo como en siglos pasados, montado en calandrias, además de conocer los sitios más emblemáticos de la perla tapatía, los choferes se encargan de contar anécdotas e historias.

Calandrieros aseguran que en temporada normal por lo mucho realizan dos paseos pero que cuando son vacaciones llegan hasta los seis paseos diarios.

“Ésta época para nosotros es muy buena, se siente bonito cuando llegas de un paseo y ya hay gente interesada en otro”, dijo don Miguel, calandriero desde hace 30 años.

Asimismo, refirió que le sorprende ver a los tapatíos montarse en una de ellas como si fueran visitantes, cuando en temporada normal pueden pasar semanas sin realizar viajes. “Si bien nos va, hacemos dos paseos en temporada baja”, indicó. 

Por otra parte, aclaró que los caballos no sufren maltrato animal y que pese a los rumores que aseguran que así sea, ellos respetan y cuidan a los caballos, pero que como todo, hay personas que son muy exigentes y en ocasiones duros con sus pencos. 

“Nosotros respetamos, alimentamos y cuidamos en todo a nuestros caballos que además de ser muy agradecidos, son nuestra fuente de trabajo. Cuando vemos a compañeros que tratan duramente a sus pencos, les interponemos una sanción, en su mayoría son económicas, porque si los dejamos sin trabajar, estaríamos atentando contra su fuente de ingreso”, finalizó Don Miguel. 

Recorridos:

Paseo regular: $200 pesos y el trayecto incluye el Tempo y Jardín del Carmen, Parque Revolución, Universidad de Guadalajara, Expiatorio y el área del centro.

Paseo completo: $300 e incluye los destinos del paseo regular más la zona residencial antigua de Guadalajara, Consulado Americano, Chapultepec y Casa de los Abanicos