Calandrias: un medio de transporte para conocer Guadalajara

Calandrieros indican que se están extinguiendo, pues hay nuevas formas turísticas para conocer la ciudad.  
Más de 50 calandrias y más de 100 calandrieros le dan una característica a la ciudadanía tapatía.
Más de 50 calandrias y más de 100 calandrieros le dan una característica a la ciudadanía tapatía. (Arturo Ramírez Gallo)

Guadalajara

Aunque afirman que otras opciones más modernas les han quitado el número de clientes, los calandrieros del Centro Histórico afirman que continúan con esta actividad porque ha sido una herencia familiar y porque les permite si bien no darse lujos, sobrevivir. 

"Se está extinguiendo, hay nuevas formas turísticas para conocer la ciudad más modernas. Mucha gente tiene lástima por los caballos y todo eso porque están en el sol, pero la verdad no les perjudica en nada porque el caballo por medio del pelaje se controla el clima. Si tienen frío se ponen peludos y en tiempo de calor se ponen licitos, brillosos, más bonitos".

Además afirman que los caballos trabajan un día y descansan uno más. Además los encargados de las calandrias explican las características de los caballos que les permiten estar de pie por muchas horas y aguantar el ritmo. Además cada mes se les realiza un chequeo general por lo que afirman que los animales están sanos.

Son más de 50 calandrias, más de 100 calandrieros y más de cien caballos los que dan una característica a la ciudadanía tapatía. Para algunos parece atractiva, para otros no les gusta la idea de que un caballo se encargue de jalar y dirigir los que fueron de los primeros vehículos en Guadalajara. 

Inició el periodo vacacional y los trabajadores de estos vehículos esperan que los paseos aumenten. Cuentan con dos tarifas: paseo corto de 30 minutos por 200 pesos y largo con costo de 300 pesos con duración de poco más de una hora.