"Cadena de omisiones", ve CNDH en La Gran Familia

El ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva, no descarta que existan más albergues infantiles operando en malas condiciones. Llama a generar un marco regulatorio.
El procurador Jesús Murillo Karam indicó que están determinando quiénes cometieron los posibles abusos contra los menores en el albergue "La Gran Familia",
Albergue La Gran Familia (EFE)

Guadalajara

Una "cadena de omisiones" por parte de varias autoridades es lo primero que advierte la indagatoria que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) encabeza respecto al caso del albergue de La Gran Familia, en Zamora Michoacán, que hoy quedará clausurado en definitiva.



Así lo informó el presidente del organismo, Raúl Plascencia Villanueva, quien no descartó la existencia de más albergues infantiles operando en malas condiciones en otras partes del país, por lo que hizo un llamado "a generar un marco regulatorio de cómo es que tienen que operar este tipo de lugares".



Entrevistado en esta ciudad, el ombudsman dijo desconocer si la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Michoacán no tuvo acceso al albergue que dirigió durante décadas Rosa del Carmen Verduzco alias Mamá Rosa, y en tal caso si hizo algo al respecto; sin embargo, admitió que hubo "omisiones en la materia", también de este organismo.



"Estamos revisando que fue lo que hizo cada autoridad que remitió ahí a niños, en diferentes circunstancias. Tenemos conocimiento que llegaron niños de diferentes estados de la república y que algunos de ellos fueron remitidos por las propias autoridades; por otra parte (se revisa) la propia condición de las autoridades de Michoacán para supervisar", puntualizó.  



Dijo que el caso Mamá Rosa nuevamente abre un debate en el cual tanto la CNDH, como las comisiones estatales de derechos humanos ya han alertado "con el objetivo de que las autoridades tomen cartas en el asunto, que quede muy en claro que una niña, un niño, es un ser humano que tiene que ser atendido buscando proteger siempre el interés superior, y particularmente, evitando que sean sometidos a malos tratos".



Respecto al hecho de que más del 90% de los albergues infantiles operen en manos de particulares y sin recibir financiamieto público para mantener a los niños que ahí tienen en custodia, Plascencia Villanueva opinó que es parte de la problemática que la CNDH ha observado.



"En todo el país efectivamente, la mayoría son albergues privados, que son utilizados por las autoridades a remitir ahí a niños", por lo que insistió en que este tema también deberá observarse en el marco jurídico. 



El ombdusman, quien participó en  las Jornadas Regionales sobre Justicia Penal y Derechos Humanos, celebradas en esta ciudad, dijo que la CNDH junto con las comisiones estatales, están realizando supervisiones a albergues en los diferentes estados.