Cabildo aprueba pedir auditoría a gestión de Carlos Bustamante

El regidor Luis Felipe Ledesma acusó a funcionarios de la administración pasada de haber causado un daño patrimonial en las arcas municipales por lo que pidió una revisión a las cuentas públicas
Cabildo Tijuana
(Gabriela Martínez)

Tijuana

El Ayuntamiento de Tijuana emitirá un exhorto al Congreso de Baja California para que el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) del estado audite la gestión y desempeño del ex alcalde de Tijuana, Carlos Bustamante Anchondo, a quien acusan de causar un daño patrimonial a las finanzas del municipio.

Este lunes, el Cabildo de la ciudad aprobó en sesión extraordinaria y de manera unánime la solicitud del regidor Luis Felipe Ledesma para realizar el exhorto ante la legislatura local y revisar las cuentas de la administración encabezada por el ex presidente municipal.

"En lo particular, el caso de las luminarias, que es un fraude que ya lo vimos al descubierto y también estamos viendos las cámaras de seguridad que están alrededor de la ciudad de Tijuana. Lamentablemente hicieron las cosas mal, desde el inicio cometieron errores de forma, desde que se formaron las comisiones de la adquisición de las comisiones técnicas".

Ledesma explicó que el exhorto fue dirigido al Congreso local porque la Sindicatura carece de facultades para auditar una administración que ya concluyó, pero advirtió que de comprobarse irregularidades en su gestión, la investigación podría llegar a una denuncia penal.

"Aquí lo que esperamos es que primero se determine el cohecho y que luego se sancione a los responsables, a los funcionarios que intervinieron directamente en un daño patrimonial de las finanzas municipales", expuso.

El edil señaló que en ninguno de los proyectos se tomó en cuenta la opinión técnica de la Dirección de Obras Públicas para analizar la viabilidad de los programas.

Durante el gobierno encabezado por Bustamante Anchondo fueron colocadas 63 mil luminarias ahorradoras de energía que supuestamente servirían para disminuir el gasto corriente, pero tras su instalación alrededor de 10 mil lámparas presentaron fallas.

En el caso de las cámaras para vigilar la ciudad, el Ayuntamiento de Tijuana perdió una demanda ante la empresa Global Corporation S.A. por 8 mil millones de pesos por incumplimiento de pago, pero tras una negociación con la compañía se acordó que el monto quedara en 150 millones de pesos, de los cuales han pagado 130.