Cabildo aprueba Cuenta Pública 2014 de Rivera Pérez

Seis votos en contra, 15 a favor

Puebla

Con 15 votos a favor y seis en contra, el Cabildo aprobó la Cuenta Pública del presidente municipal, Eduardo Rivera Pérez, correspondiente al gasto financiero del primero de enero al 14 de febrero, aunque dicha decisión fue determinada tras una hora de discusión entre los regidores.
Durante la última sesión extraordinario del Cabildo, donde la bancada priista no acudió, los regidores e integrantes de la Comisión de Patrimonio y Hacienda, Miriam Mozo (PAN), y Carlos Ibáñez (Independiente), así como Pedro Gutiérrez, de nueva cuenta, cuestionaron la legalidad de la votación del punto de acuerdo aprobado, pues insistieron que está fue aprobada por sus compañeros a pesar de desconocer el contenido.
Carlos Ibáñez uno de los regidores que votó en contra de la mini cuenta de Rivera, leyó los chats privados en los que, asegura, que los propios regidores que apoyan las cuentas del alcalde lo han tachado de "infame". Al tiempo de indicar que él al menos hace sus criticas y señalamientos al frente del edil y no por atrás como sus compañeros regidores.
Amenazó con llegar hasta el Congreso del estado para que lo aprobado en Cabildo sea observado minuciosamente por los diputados locales y de forma velada dijo que sería rechazada.
A estás criticas se sumó Miriam Mozo y lamentó que los regidores hayan aprobado el estado financiero de Rivera, sin conocer el contenido y con las muchas irregularidades con las que cuenta, por lo que dijo ella se va de la gestión con la conciencia tranquila al dar su voto en contra de un documento que dijo carece de información.
El regidor Arturo Loyola González apuntó que la actual administración dejará un circulante de 434 millones de pesos disponibles para el próximo gobierno municipal, a partir del primer día de gestión, lo cual calificó como un gran logro del gobierno encabezado por el edil.
Ante tales participaciones, Rivera Pérez quien fuera acompañado en la sesión por su esposa Liliana Ortíz de Rivera, se mantuvo al margen y al final de la sesión reconoció el trabajo abierto y plural que durante el trienio pasado se mostró en el pleno, reiteró que las cuentas públicas son aprobadas por el Cabildo pero es la Auditoría Superior del Estado quien la verificará.