Obra ha dado empleo a 150 trabajadores

El Sindicato de la CTM lleva trabajando desde hace más de 8 meses en el espacio que buscan darle mayor modernidad.
Dan nueva imagen al “Quinadomo” de Ciudad Madero.
Dan nueva imagen al “Quinadomo” de Ciudad Madero. (José Luis Tapia)

Madero

Después de 29 años de haber sido el edificio más enorme de la zona sur, donde se realizaban grandes espectáculos en los años 90, el Centro de Convenciones no hace menos de dos años lucía prácticamente en ruinas, sin embargo en la actualidad se realizan trabajos de rehabilitación para ofrecer un nuevo espacio dando empleo a 150 obreros.

El edificio fue inaugurado el 20 de noviembre de 1985 por el extinto líder de los trabajadores petroleros don Joaquín Hernández Galicia La Quina; el Centro de Convenciones tenía alberca, club petrolero, salones para reuniones  sociales y fiestas, llegó a reunir más de 20 mil personas.

Actualmente la obra de rehabilitación del “Quina domo”, ha generado más 150 empleos a obreros cetemistas en sus diversas especialidades; han transcurrido 8 meses desde que representantes del sindicato petrolero decidieron que se realizara el cambio de imagen de este espacio, y se espera que el nuevo edificio se pueda inaugurar en menos de tres meses.

Durante un recorrido que Milenio Tamaulipas realizó mientras se lleva a cabo la obra, se constató el intenso trabajo que se ha efectuado, tan solo el enorme domo mantiene trabajando a más de 30 obreros especialistas en pailería y soldadores, que “amarrados” y bien sujetados a un arnés, suben a una altura de más de 35 metros para dejarlo reparado.

El resto de los trabajadores colocan grandes ventanales, se han construido tres palcos, se repara la alberca que se habrá de mantener en el primer piso, entre lo más novedoso; será un centro de convenciones 100% climatizado que tendrá áreas comerciales, comedores, salones de juego, además de que en la planta baja,  se mantendrán salones habilitados para fiestas sociales tipo americano. 

DON QUIJOTE, FIGURA REPRESENTATIVA DE TUBEROS

Elaborado con diversos cortes y formas de tubería, se mantiene como figura representativa de los trabajadores especialistas en la industria metal mecánica un Don Quijote de la Mancha de 3 metros. 

Adrián Rangel Pineda, secretario general de la Industria Metal Mecánica de la CTM,  explicó que la estatua que ha sido una atracción turística, pues en cada visita que hacían al Centro de Convenciones la foto del recuerdo no podía faltar, al paso de más de 30 años, la figura se mantiene en perfecto estado, por el tipo de tubería con la que fue elaborado.

“Esta creado de todo tipo de cortes y degradaciones de tubería, se colocó desde la inauguración y a petición de la Quina, ya son más de 30 años de existencia”, manifestó.