CNTE considera hay avance contra la reforma educativa

Rafael Montes, líder de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, aseguró que continuarán las movilizaciones pacíficas, hasta lograr sensibilizar al Gobierno Federal.
Rafael Montes, líder de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Durango.
Rafael Montes, líder de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Durango. (Silvia Ayala)

Durango, Durango

El Magisterio duranguense considera que con las movilizaciones y marchas en contra de la evaluación docente, han avanzado mucho, sobre todo "al cambiar el discurso de las autoridades que aseguraban eran unos cuantos los inconformes, pero hemos demostrado que somos casi 20 mil maestros en el Estado que no estamos de acuerdo con este tema", dijo el líder de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, Rafael Montes.

Además señaló que han logrado que el Secretario de Educación, Héctor Vela, les entregara un documento donde "se pone la camiseta del magisterio" y se logra también un punto de acuerdo, "donde los diputados serán portavoces hacia el congreso de la Unión y sobre todo, logramos la unidad del magisterio y que no ha podido tener ningún otro sindicato", dijo.

"Nosotros estamos en ese proceso, después de que por muchos años, sólo fuimos un 20 o un 25%, hoy tras un análisis muy serio, tenemos ya un 65% del magisterio, lo que nos da un aliciente para continuar".

Rafael Montes recordó que esta lucha ha logrado grandes avances a nivel local, mientras que a nivel nacional, observan a un gobierno insensible, poco cauto, porque "si un millón de maestros que hemos manifestado nuestro rechazo, no ha logrado sensibilizar a Peña Nieto, a Chuayffet o al propio Osorio Chong, tendremos que alcanzar que el 90% del magisterio se una, para poder derrocar esta reforma como se hizo en Colombia".

Y precisamente sobre las actividades o movimientos que planean a futuro, el líder magisterial señaló que esperan en máximo dos a tres meses llegar a una cúspide nacional, pero si aún en ese momento, no logran que las autoridades federales sean conscientes, debe ser una preocupación general, no solo para el magisterio, sino para todo el pueblo de México porque no solo es nuestra defensa, sino la defensa de la educación pública.

Agregó que continuarán con las muestras de rechazo contra la evaluación docente, pero "siempre con acciones pacíficas, no queremos represión, pero si en algún momento nos reprimen, tendremos que defendernos, aunque sea con nuestras manos, porque no tenemos armas y si nos disparan, quedará en la conciencia de los gobernadores, si nos encarcelan también quedará en su conciencia porque no somos bélicos, siempre vamos a llevar la bandera de la paz, la bandera blanca y así seguiremos trabajando", apuntó.