Programas para el campo son más transparentes: diputado

El diputado local y ex dirigente de la CNC, Juan Báez, señaló que en algunos campesinos, existe molestia, porque consideran innecesario tener que comprobar el recurso recibido.
Los campesinos esperan más apoyo por parte del gobierno federal.
Los campesinos esperan más apoyo por parte del gobierno federal. (Milenio Digital)

El Mante

Las reglas de operación de algunos programas federales dirigidos al campo, aunque parecen estrictas, tienen el objetivo de ejecutar los programas con mayor transparencia y ponerle a cada peso "nombre y apellido".

Así lo consideró el diputado local y ex dirigente de la CNC, Juan Báez Rodríguez, quien reconoció que en ocasiones, para los campesinos son incómodas y hasta absurdas algunas reglas, como aquella del ProAgro que les exige comprobar cada peso que reciben.

Señaló que en algunos campesinos, existe molestia porque consideran innecesario tener que comprobar el recurso recibido, sin embargo, dijo que esto abona a la transparencia que se desearía en todos los programas gubernamentales.

"Podría para algunos resultar incómodo pero la verdad es que si tienes tus facturas, si tienes todo en orden, no debe de haber ningún problema, además que esto sirve a la transparencia, es necesario para que los apoyos lleguen con certeza a quienes más lo requieren", aseguró.

El diputado local, consideró que además de esto, se está trabajando arduamente a nivel federal, para que en 2015 el campo tenga no solo más recursos, sino que estos vayan mejor orientados y lleguen a quienes más lo requieren y mejor provecho les sacarán.

"Esto queremos, se está decidiendo el paquete económico de la federación y lo deseable es precisamente que existan más recursos para el campo, que las reglas de operación sean más sencillas pero además abonen a la transparencia y que exista un reparto de recursos que coincida con las necesidades de los campesinos", puntualizó.

Báez Rodríguez, destacó que el gobierno federal "no ha hecho poco respecto al campo", pero tampoco ha sido suficiente si se toma en cuenta las expectativas altas que se causó entre los campesinos, que esperan mucho más.