Reparaciones en súper carretera causan molestia

Debido al periodo vacacional y al incremento de vehículos en la Durango - Mazatlán, los conductores se ven afectados en los tiempos de viaje, aseguró el presidente de CMIC, Francisco Ceceñas.
Vacaciones de verano, mala temporada para reparar la Durango - Mazatlán.
Vacaciones de verano, mala temporada para reparar la Durango - Mazatlán. (Gilberto Lastra Guerrero)

Durango, Durango

El mantenimiento correctivo que se da a la cinta asfáltica de la súper carretera Durango-Mazatlán, no se debió dar en el tiempo de mayor aforo, durante las vacaciones, denunció el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Francisco Ceceñas.

"Se han tenido reuniones con el personal del centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Durango capital, donde hay un recurso por parte de Caminos y Puentes Federales, gestionado por el Gobierno del Estado de alrededor de 700 millones de pesos".

"Actualmente tiene gran parte de la inversión en proceso, claro que se le dan un mantenimiento correctivo y se abre un solo carril".

"En los tramos que se están arreglando, se debe de tener las previsiones por parte de los conductores porque sí es molesto".

El líder empresarial comentó que Capufe cuenta con una cantidad considerable de recursos para mantenimiento y se debió ejercer en otro momento, porque en el actual periodo vacacional, hay zonas donde sólo hay un carril abierto a la circulación.

"Lo que se señala es que se haga en época vacacional, háganlo cuando no haya tanto flujo y la molestia de los usuarios es menor. Pero sí hay una inversión importante que se debe ejercer".

"Las cosas se deben de hacer para no tener una mala imagen. Y que la supercarretera reciba el mantenimiento necesario y no se presenten estas situaciones".

Sobre si este mantenimiento es uno de los factores por los que se han incrementado los accidentes en la supercarretera, Ciceñas aseguró que los paseantes por ganar el tiempo perdido aceleran más de la cuenta o no tienen las previsiones necesarias, por lo que pidió cautela.

"La inversión que está en proceso, es para que el mantenimiento posterior sea sobre la capa de rodamiento. Darle su sello y cualquier cuestión que le pueda pasar".

"Creemos que una vez que se inviertan los 700 millones de pesos, ya se tenga otra cara y los problemas desaparezcan de manera total".