CFE recuperá cerca de 12 mdp por robo de luz con diablitos

El superintendente de la comisión, Salvador García, recomendó a la ciudadanía que no se deje sorprender por estafadores que acuden a domicilios exigiendo pagos en  efectivo, por supuestos adeudos.
CFE invitó a sus clientes a no dejarse sorprender.
CFE invitó a sus clientes a no dejarse sorprender. (Ricardo Hernández)

Nuevo Laredo

La comisión Federal de Electricidad (CFE), ha recuperado cerca de 12 millones de pesos, por conducto de robo de luz, a través de los denominados "diablitos", en la región de Nuevo Laredo en lo que va del 2014, así lo aseguró, Salvador García Guerra, superintendente de la dependencia.

Mencionó, que el robo de energía eléctrica es un delito federal, que se castiga con multa o con cárcel, según sea el caso.

"Tenemos una campaña permanente para la eliminación de los diablitos, hemos recuperado en este año cerca de 12 millones de pesos, la invitación nuestros clientes para que no se dejen sorprender, cada vez contamos con mejor tecnología para la detección y mejora de la verticidad en la detección de anomalías, hay que recordar que el robo de luz es un delito grave porque es considerado como federal y se castiga con cárcel".

García Guerra, dijo que se han detectado 900 casos, a los cuales la persona sorprendida inmediatamente se le suspendió el suministro hasta que se solucione la situación legal.

"Es importante hacer conciencia, y yo invito a nuestros clientes para que se acerquen con nosotros y reciban algunos tips, para saber cómo pueden tener un menor consumo y no incurran en este delito".

Cabe señalar que en la zona de Nuevo Laredo, se cuenta con 160 mil clientes, que abarcan de Tamaulipas los municipios de Camargo, Miguel Alemán, Guerrero, ciudad Mier, y Nuevo Laredo, mientras que por el estado de Nuevo León, Lampazos, Anáhuac, Colombia, en lo que corresponde a Coahuila es Villa Hidalgo y Candela.

Por otra parte el superintendente de la CFE, recomendó a la ciudadanía que no se deje sorprender por estafadores que acuden a domicilios exigiendo pagos en efectivo, por supuestos adeudos, asegurando que ningún empleado está autorizado para realizar cobros, estos se llevan a cabo sólo en las oficinas y se les entrega el comprobante de pago.

"Todos nuestros empleados portan un gafete oficial con un holograma, además el cliente puede corroborar en el 071, para saber la orden de trabajo que lleva el empleado y el tipo de trabajo que se llevara a cabo, y ningún trabajador puede recibir pago en campo, sólo en nuestros centros de atención, y en los centros de conveniencias autorizados", concluyó el funcionario federal.