Explotan dos registros de CFE en Tampico

Uno de los estallidos rompió el cristal de la puerta de una tienda de telefonía.
Dos explosiones en registros de CFE en Tampico (José Tapia)

Tampico

Se reportaron tres explosiones más, pero esta vez en el interior de registros de la Comisión Federal de Electricidad; afortunadamente por la hora en que ocurrió este incidente no hubo personas lesionadas y solamente se presentaron afectaciones a dos locales comerciales, personal de bomberos de Tampico de inmediato hicieron frente a este incidente, mientras que cuadrillas del organismo rector del servicio arribaron, 2 horas después.

Todo comenzó al filo de las 00:30 horas, en un sector de la denominada zona peatonal comprendida en la calle Salvador Díaz Mirón entre Benito Juárez y Olmos.

La primera explosión ocurrió bajo la tapa de un registro de CFE ubicado frente a un local comercial cuyo giro es la comercialización de ropa para caballero, a este local los fragmentos de cemento y de la misma tapa que cubría el registro que fueron expulsados por el estruendo, destruyendo un anuncio luminoso que estaba instalado en la cornisa propiedad del edificio en referencia.

La segunda explosión se presentó con un intervalo de un poco más de 45 minutos, ocurrió frente a un local comercial cuyo giro es la venta de aparatos de telefonía celular, en ese sitio la onda expansiva lanzó pedazos de mosaicos los cuales hicieron blanco con una puerta de vidrio la cual destruyeron casi en su totalidad.

Luego de este segundo violento estallido, como era de esperarse las alarmas electrónicas de varias casas comerciales ubicadas en la zona se activaron y de inmediato desencadenaron la alerta de los elementos del cuerpo de bomberos los cuales arribaron en 2 unidades y al mando de su comandante Juan García Hernández.

Tras valorar la situación y constatar las afectaciones que habían causado las dos explosiones, se dio aviso a las cuadrillas de la CFE ya que en uno de los registros que había estallado, continuaba arrojando humo y se escuchaba el sonido característico del efecto que se genera cuando cables energizados estuvieran entrando en contacto por lo que era evidente que se iba a generar otra o varias explosiones mas en secuencia.

Luego de más de una hora, nuevamente se suscitó otra violenta explosión en el interior de uno de los registros, ahora fue en el ubicado casi justo en el acceso a prestigiado recinto social, en ese sitio igualmente la tapa y los mosaicos salieron disparados por los aires esparciéndose por la zona peatonal sin causar afectaciones a terceros.

La zona fue acordonada con cinta plástica y personal de la Comisión Federal de Electricidad hicieron su arribo y tras valorar la situación a la que catalogaron como peligrosa, solicitaron vía radio que enviaran "refuerzos" para cortar el fluido eléctrico en la zona y proceder a realizar las reparaciones conducentes para remediar la situación a la brevedad posible.