Diputado pedirá a la CFE retirar la Tarjeta Inteligente

Muchos usuarios han sido engañados y las micas presentan fallas, indicó Martín López Cisneros.
De los 75 mil usuarios que han utilizado ya este servicio en sus hogares, 8 mil están inconformes, señaló.
De los 75 mil usuarios que han utilizado el servicio, 8 mil están inconformes, señaló. (Archivo)

Monterrey

Ante las reiteradas quejas por el servicio de la llamada Tarjeta Inteligente, el diputado federal del PAN Martín López Cisneros solicitará al nuevo director general de la Comisión Federal de Electricidad que las retire o suspenda en Nuevo León hasta que se aclaren las quejas y se normalice su operación.

El legislador dijo que hoy enviará la misiva a Enrique Ochoa Reza, quien acaba de ser instalado en este puesto el pasado 5 de febrero, y espera una respuesta positiva.

Afirmó que de 75 mil usuarios que han utilizado ya este servicio en sus hogares, 8 mil están inconformes y alegan no haber tenido conocimiento del programa y que su carácter es opcional.

"Pedimos que se elimine este servicio, puesto que una gran parte de los ciudadanos, en primera instancia fueron engañados por los empleados de la empresa que se subcontrató para prestar este servicio y no ha sido eficiente", dijo López Cisneros.

Indicó que las fallas en la denominada Tarjeta Inteligente han surgido desde el momento mismo de su adquisición, pues usuarios han denunciado que fueron engañados por personal de la empresa al señalarles que su adquisición era obligatoria, además de que varias tarjetas fallaron al proceder a pagar con ellas, o bien, en sus lecturas del consumo de energía.

El pasado 21 de enero la CFE emitió un comunicado minimizando las fallas, al asegurar que solamente 150 Tarjetas Inteligentes resultaron defectuosas, es decir, menos de un 0.2% del total, y reconoció que 2 mil 250 usuarios, de un padrón superior a 75 mil, pidieron cancelar las micas para volver al sistema tradicional, es decir, solamente un 3 por ciento.

Sin embargo, ante el creciente número de quejas, la CFE emitió otro comunicado el 6 de febrero en el que admitió que el 3 por ciento inconforme de hace unos días que pidieron eliminar las tarjetas subió a 11por ciento, es decir, 8 mil 301 clientes.

"No es justo que los usuarios cumplidos resulten afectados mientras se experimenta con el nuevo sistema, por lo que una acción para cancelar o suspender estas tarjetas sería un buen paso inicial dado por usted como nuevo director general de la CFE, pues recuperaría la confianza de los ciudadanos en el servicio que brinda esta importante empresa pública mexicana", consideró el diputado.