Médicos promueven sus servicios en la frontera

El presidente del CETUM en Reynosa, Juan José Villarreal , señaló que desde el año 2011 inició la incorporación de empresas médicas interesadas en ampliar sus servicios a las personas.
Los médicos están aptos para realizar el examen de manera minuciosa.
Archivo. Médicos (Antonio López)

Reynosa

La integración de más de 560 doctores, farmacias y laboratorios clínicos en los últimos tres años, ha permitido la creación de cuatro clúster de turismo médico en la zona fronteriza de Tamaulipas.

El presidente del Consejo Empresarial de Turismo Médico en Reynosa, Juan José Villarreal Rosales, señaló que desde el año 2011 inició la incorporación de empresas médicas interesadas en ampliar sus servicios a las personas, no sólo de esta ciudad sino del estado, el país e incluso a nivel mundial.

Mencionó que los municipios fronterizos de Reynosa, Río Bravo, Matamoros y Nuevo Laredo se han incorporado a las estrategias de trabajar en conjunto, con el fin de promover los servicios médicos que ofertan en esta localidad.

Señaló que gracias a la situación geográfica, las ciudades fronterizas de esta entidad aprovechan esas ventajas, aunado a que los costos por los programas de salud en Estados Unidos son más elevados, mientras que en territorio nacional son más económicos y accesibles.

Indicó que por ser ciudades fronterizas, que colindan con el sur de Texas, buscan aprovechar el flujo de personas que son subutilizadas y que diariamente cruzan a México.

Villarreal Rosales mencionó que desde el año pasado, se cuenta en esta frontera con un vehículo tipo van, que tiene como función recoger en el puente internacional Reynosa-Hidalgo a los visitantes provenientes del sur de Texas y llevarlos a las clínicas y consultorios de esta ciudad.

Agregó que el transporte, que es exclusivo para el turismo médico, realiza dos rutas diarias de servicio y, a principios de 2015, se prevé incorporar otra unidad motriz.

Destacó que mensualmente llegan a esta frontera un promedio de mil 200 personas provenientes del sur de Texas en busca de atención médica, cifra que se espera incrementar en fechas próximas gracias a los programas de promoción que se realizan.

Explicó que entre los servicios clínicos con mayor demanda en la zona fronteriza de Tamaulipas por parte de la comunidad que vive en territorio estadunidense, destacan el dental, estético, cirugías plásticas, oftalmológico y bariátricos.

Aseguró que los servicios médicos son hasta 40 por ciento más económicos en territorio nacional en comparación con Estados Unidos.

Villarreal Rosales mencionó que actualmente se trabaja en programas de orientación para que se integren dos clústers médicos más en esta entidad, uno de ellos en la región ribereña, que comprende los municipios fronterizos de Miguel Alemán, Camargo, Díaz Ordaz, Mier y Nueva Ciudad Guerrero. Otro más, dijo, en la zona sur, que abarca los municipios de Tampico, Madero y Altamira.

"Se busca consolidar a Tamaulipas como uno de los principales destinos de atención médica y para ello coordinamos acciones y programas, tanto con autoridades de los tres órdenes de gobierno como con la iniciativa pública y privada", señaló.

De acuerdo con datos proporcionados por la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo de Tamaulipas, el turismo médico en Tamaulipas ocupa el primer lugar como segmento que mueve ingresos, con una derrama económica mensual superior a los 235 millones de pesos.

Dicho ramo en la entidad genera 103 mil consultas y registra expectativas de crecimiento en el 2015, principalmente en la zona frontera.

Dentro de la comunidad médica, existen en Tamaulipas algunos clústers médicos reconocidos en la zona fronteriza, como Health Care; el Consejo Empresarial de Turismo Médico (CETUM), en Reynosa, y Turismo Médico (TurisMed) en Nuevo Laredo. En dichos municipios se han coordinado diferentes servicios, con el objetivo de satisfacer las necesidades de los visitantes.

Tanto en Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo se han establecido programas para auxiliar a los visitantes a través de transporte especial para el traslado desde los puentes internacionales a los consultorios y hospitales locales.

Mientras que Villa de Nuevo, del municipio de Río Bravo, es el poblado con mayor demanda médica por parte de estadunidenses y canadienses desde hace más de 30 años.

El turismo médico fronterizo, además de consultas, ventas de medicamentos y derrama económica en farmacia, estudios y laboratorio, ofrece servicios de hospital y cirugía, spas, tratamientos cosmetológicos y terapias.

La mayor demanda es en la especialidad de odontología, misma que registra más de 30 mil consultas al año.