Rencilla personal terminó en asesinato doble

Noel Díaz Rodríguez, secretario de Seguridad Pública en Durango, informó que el lunes por la noche, en el Centro de Reinserción Social resultaron muertos 2 internos por armas "hechizas".
Se registró un doble asesinato en el CERESO de Durango capital.
Se registró un doble asesinato en el CERESO de Durango capital. (Milenio Digital)

Durango, Durango

El secretario de Seguridad Pública en Durango, Noel Díaz Rodríguez, dio a conocer que durante una riña el día lunes por la noche en el Centro de Reinserción Social en la capital, resultaron muertos 2 internos por armas "hechizas" o herramientas de taller modificadas.

"Según los reportes de las autoridades penitenciarias, en el área de baños y uno de los dormitorios del centro se suscitaba una riña".

"Acudió el personal y encontró 2 personas con lesiones con arma blanca, son las versiones que tenemos. Inmediatamente se activaron los protocolos de seguridad, y obviamente las autoridades estuvieron atentos porque no fue una riña generalizada, fue en un lugar, se dio avisó al Ministerio Público como es el protocolo".

"De acuerdo a las versiones que tenemos del centro, ellos tenían ya antecedentes de fricciones personales. Esperemos que la indagatoria continúe y se deslinde".

Comentó que los presos se las ingenian para contar con este tipo de instrumentos, uno interno fue detenido por delitos de secuestros en el municipio de San Juan del Río y el otro purgaba una pena por crímenes asociados a la delincuencia organizada en Chihuahua.

"Uno de los internos fue trasladado hace unos meses, el otro llevaba 2 años en el penal y estaban por delitos graves".

Destacó que con este incidente se reforzarán las medidas pertinentes en el tema, para evitar que la alta cantidad de presos en este penal, sea el motivo para que se presenten este tipo de incidentes violentos, que no se habían dado en los últimos años.

"Tenemos revisiones periódicas en el centro, extraemos aquellos instrumentos que no son autorizados porque los usan para los talleres de talabartería o los ebanistas, requieren herramientas específicas, pero se las ingenian para hacer armas".

Explicó que los agresores desde hace tiempo compartían una marcada animadversión, lo que se tradujo en una rencilla personal que llegó hasta la muerte.

"De acuerdo a las versiones que tenemos del centro, ellos tenían ya antecedentes de fricciones personales. Esperemos que la indagatoria continúe y se deslinde".