CEDH investiga presunta contaminación en arroyo

Se indaga con base a una presunción de los propios habitantes, pues temen un daño hacia la afluente del que se abastecen los afectados.
Se riegan desechos en predios y estos podrían llegar a mantos acuíferos.
Se riegan desechos en predios y estos podrían llegar a mantos acuíferos. (Imelda Torres)

Cd.Valles

La juguera Citrofrut ubicada en Huehuetlán en el centro de la Huasteca Potosina sigue siendo señalada de contaminar al tirar desechos en varios predios particulares de otros municipios que, además de presentar las denuncias en las dependencias de cuidado al ambiente, pobladores de una comunidad de Tancanhuitz también lo hicieron ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y este organismo anunció que ya investiga la situación, pues en este caso el daño es hacia un arroyo del que se abastecen los afectados.

Se trata del poblado Camino Viejo La Loma, anexo a La Cuesta, donde manifiestan que al lugar acuden varias pipas con desechos procedentes de esa empresa, y que son lanzados por la tubería subterránea que desemboca en un arroyo que se está contaminando. Este líquido desprende un olor desagradable que ha provocado malestar en ojos y garganta, y al bañarse les causa alergias en el cuerpo y que incluso los peces han muerto.

Consideran que el agua del arroyo y la de una noria que se encuentra en ese lugar está contaminada, por lo que se ven en la necesidad de comprar agua que les llevan en pipas y pagan hasta 180 pesos por familia. Esa agua que se les surte les dura aproximadamente 15 días y es empleada para las necesidades básicas del hogar y aseo personal, pero dicen que es un gasto que no pueden solventar tan fácilmente pues todos son de escasos recursos.

Jorge Vega Arroyo, titular de la CEDH informó que se solicitó a la Presidencia Municipal de Tancanhuitz una medida precautoria que garantice el acceso al agua a los habitantes, en un ambiente de respeto a sus derechos humanos.

Refirió que este organismo autónomo investiga los hechos y solicitará el apoyo de la Universidad Autónoma de SLP y al Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica para que ambas realicen un estudio técnico de colaboración, y verifiquen la contaminación del agua. Hace unos meses en Ciudad Valles se dio la queja de que otras pipas vertían desechos líquidos en un rancho particular pero días después la empresa comprobó a autoridades locales que tenían los permisos.