Salud discrimina a jóvenes por sus preferencias sexuales

La Comisión Estatal de Derechos Humanos consideró que los burócratas incurrieron en actos de discriminación a no permitirles a dos jóvenes donar sangre por sus preferencias sexuales.

Monterrey

La Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió una recomendación contra la Secretaría de Salud y su Centro Estatal de Transfusión Sanguínea por caer en actos de discriminación ante integrantes de la comunidad LGBTTTI en el estado.

Tras casi un año de haber interpuesto la queja, la CEDH consideró que personal de este organismo dependiente de Servicios de Salud del Estado de Nuevo León, actuó de manera poco profesional y fuera de la norma, ante la intención de un par de jóvenes de participar en una campaña de donación altruista de sangre.

Rubén Maza y Michel Pardo acudieron el 31 de enero de 2013 para interponer una queja, luego de haber acudido a una unidad móvil para realizar la donación y ser descartados por el simple hecho de ser homosexuales, aunque la Norma Oficial Mexicana para este procedimiento no señala la orientación sexual como un impedimento para ello.

Ambos vivieron un procedimiento muy similar al momento de presentarse ante los servicios de salud del estado, ya que la persona que les atendió en principio les brindó un trato adecuado, pero al cuestionarles sobre su orientación sexual, dio por terminada la entrevista previa, y les señaló que no eran aptos para donar, sin embargo siguió llenando una serie de requisitos previstas en el cuestionario sin tomar en cuenta sus preguntas o comentarios.

Lo que es más, la directora jurídica de los Servicios de Salud, en defensa a la queja promovida, acusó a ambos jóvenes de mentir en su recurso, señalando que fueron descartados por sus prácticas sexuales de riesgo, e incluso agregaron que habían señalado que tenían varias parejas sexuales, lo cual nunca les fue cuestionado.

La investigación que realizó la Comisión Estatal de Derechos Humanos reveló que, efectivamente, una vez que ambos aspirantes a la donación señalaron ser homosexuales, el resto de la hoja clínica no se llenó adecuadamente, lo que evidencia que los descartaron por este hecho.

“Los primeros 13 campos del apartado ‘antecedentes personales no patológicos’, se encuentran unidos con una línea que atraviesa las casillas de respuesta que dicen: ‘No’, y es hasta el campo en el que se precisa ‘relación sexual sin protección con persona de condición serológica desconocida’, señalaron un ‘Sí’ mientras contestaron con un ‘No’ al cuestionamiento de si practica el sexo seguro”, señala la investigación.

Además, la historia clínica no se encuentra debidamente firmada, por lo que el organismo determinó que, efectivamente, no se realizó el procedimiento adecuado y se discriminó directamente a los dos hombres por sus preferencias sexuales. 

“La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León concluye que el personal del Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea dependiente del Organismo Público Descentralizado denominado Servicios de Salud de Nuevo León, discriminó a los CC. Michel Prado y Rubén Maza Ramos teniendo como principal fundamento su orientación sexual”, señala.

Aunque la resolución ya les fue entregada, ambos quejosos no saben si la dependencia aceptó la recomendación y cuáles serán las medidas administrativas que se tomarán contra el personal que incurrió en el acto de discriminación, así como las medidas satisfacción y no repetición que solicita el documento.