Ejidatarios exigen 10 mdp por terrenos del CBTIS 156

En 2013 tomaron las instalaciones y representantes de la Dirección General de Educación Técnica e Industrial se comprometieron a pagar una tercera parte del adeudo.
Los estudiantes del CBTIS toman clases en la UAdeC.
Los estudiantes del CBTIS toman clases en la UAdeC. (Alejandro Alvarez)

Torreón, Coahuila

Habitantes del ejido La Joya aseguraron permanecerán obstruyendo los accesos del Centro de Bachillerato Técnico y de Servicios (CBTIS), hasta que la dirección General de Educación Técnica e Industrial (DGETI) cumpla con el pago completo de los 10 millones 509 mil pesos, que piden por los terrenos del plantel.

El año pasado solamente les prometieron un adelanto y nunca llegó, señalaron.

Francisco Javier Balderas, comisariado ejidal, recordó que también que en 2013 tomaron las instalaciones y representantes de la dependencia se comprometieron a pagar una tercera parte del adeudo.

En los últimos años han sido tres las ocasiones en que las instalaciones del CBTIS han sido bloqueadas.

"Nosotros confiamos en la palabra de Tomás Chávez, director jurídico y Próspero López, titular de los DGETI, nos dijeron que nos iban a dar una parte proporcional de 3 millones de pesos y nunca se presentó nadie a pagar", dijo.

Recientemente personal de la dependencia se comunicó con Alberto Romero Castañeda, representante legal de los pobladores rurales, quien les dijo que para el pasado 15 de marzo darían una respuesta a sus peticiones.

Los ejidatarios no recibieron hasta ayer ninguna respuesta y comentaron que se deba quizá al puente de asueto, pero mientras no haya nada concreto no dejarán las
instalaciones del plantel.

“Vamos a permanecer hasta en tanto no nos liquiden toda la cantidad que nos deben, pagos en partes ya no vamos aceptar”, dijo Javier Balderas.

El conflicto tiene más de 30 años y comenzó debido a que la Secretaría de Educación Pública (SEP) no respetó un convenio con los pobladores del ejido.

“El terreno fue proporcionado a la SEP en 1982 y establecimos como reglas que los trabajadores tenían que ser ejidatarios y a sus hijos no se les cobraría nada. Sin embargo, no cumplieron y desde entonces ha habido juicios y demandas, pero nosotros contamos con el título de propiedad con el número 68331”, argumentó Balderas.

Se tiene un adeudo por 10 millones 509 mil pesos con las 251 habitantes de La Joya.

Desde entonces se lleva un proceso legal que concluyó en algunas instancias y sigue en otras, por ejemplo en la Procuraduría Agraria hubo un fallo a favor de la comunidad pero las autoridades educativas se ampararon en un juzgado.

Han sido tres las ocasiones en que las instalaciones del CBTIS han sido bloqueadas. La primera fue en 2010, la segunda el año pasado y que ha sido el de mayor duración con más de seis meses y la última comenzó el pasado 16 de febrero.

“Siempre nos hemos manifestado de manera pacífica y sin querer perjudicar a nadie. Estamos día y noche afuera del plantel y en el interior hay guardias que cuidan el estado de lo que hay".

El adeudo que existe se tiene con 251 personas que habitan en la comunidad y desde el 2001 han exigido el pago.

Alberto Crispín Silos, comisionado para la negociación del ejido La Joya ante las autoridades educativas, dijo que en ese mismo año se tuvo la primera toma del plantel y en 2002 hubo una segunda.

La más reciente fue la de febrero pasado que aún sigue y ha perjudicado a mil 500 alumnos, lo cual ha forzado a autoridades educativas, universitarias y municipales a encontrar otra sede alterna mientras se resuelve el conflicto.

EL EDIFICIO

Tiene una superficie estimada de 3 hectáreas y cuenta con 24 salones de clase, dos áreas de laboratorio de cómputo, uno de física, uno de química, un taller de electricidad, uno de mantenimiento automotriz y un área de oficinas administrativas.

También un patio para actividades escolares, una biblioteca con un audiovisual, tres canchas deportivas, un espacio para venta de alimentos, oficinas sindicales y un anexo externo usado como centro de copiado e impresión.