Organismos civiles descartan abuso sexual en CAPASITS

Aceptan que el centro de salud tiene carencias, pero la nueva administración realiza esfuerzos para mejorar el servicio.
Reconocieron que el centro de Salud sí tiene algunas carencias.
Reconocieron que el centro de Salud sí tiene algunas carencias. (Raúl Palacios)

Monterrey

Integrantes de organizaciones que laboran en la prevención, detección y cuidado del VIH-Sida en el estado de Nuevo León coincidieron en que, si bien, existen carencias en el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención del Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS), estas se están subsanando y la nueva administración realiza un esfuerzo honesto en mejorar la atención.

Jorge Galván, del Instituto de Sobrevivientes del Sida; Hilda Esquivel, Grupo El Roble y ICW México; Mariaurora Mota, de Género, Ética y Salud Sexual; Antonio Nevárez, Comunidad Metropolitana; Abel Quiroga, Acodemis; Fernando Liñan, de Acovide; y Farith Zambrano Medina, de Naya Samaj, señalaron que ningún usuario al que ellos han acercado a los servicios del centro ha señalado padecer situaciones de acoso sexual o restricción en sus medicamentos.

Señalaron que las acusaciones de Alejandro Reyes García, de la organización Se Humano Monterrey están más bien encaminadas al hecho de que los cambios que se están dando al interior de Coesida, y sus nuevos directivos no le están favoreciendo y manipula a algunos usuarios.

Abel Quiroga, de Acodemis, dijo que si bien, han existido algunos conflictos al interior del Capasits y la mayor parte de las quejas realizadas a la Secretaría de Salud no fueron tomadas en cuenta, de un par de meses a la fecha, las estrategias están en integración.

Señaló que incluso se ha integrado una mesa intersectorial donde las organizaciones de la sociedad civil y la autoridad participan en un nuevo diseño de proyecto para la prevención del VIH, y se procedió a la dimisión de una psicóloga del Capasits, que no estaba brindando una atención adecuada.

Por su parte, Farith Zambrano Medina, de Naya Samaj, dijo que acusaciones como las realizadas por Alejandro García perjudica al proyecto e imagen del centro, pero sobre todo, ahuyentan a los usuarios.

De la misma opinión fue Antonio Nevarez, vocal de Coesida en Nuevo León y líder de la Comunidad Metropolitana, quien señaló que aunque hubo un descuido importante del área de Salud hacia los enfermos de VIH, ya se dio el primer paso y se debe continuar.

Coincidieron en que la cantidad de empleados para la atención de los mil 800 pacientes es precaria, por lo que insistieron en la necesidad de que este equipo sea robustecido.