Se gradúa doceava generación de niños con cáncer con apoyo de CANICA

El objetivo del programa es evitar que los pequeños pierdan formación académica durante el tiempo en que reciben tratamiento.
35 pequeños se graduaron con el apoyo de CANICA.
35 pequeños se graduaron con el apoyo de CANICA. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Combatir el cáncer, y a la par mantener una formación académica adecuada, es una labor titánica para un niño que padece esta enfermedad, por lo que lograr concluir un ciclo escolar es una verdadera causa de celebración para los familiares de 35 pequeños que lo hicieron con el apoyo del Centro de Apoyo a Niños con Cáncer (CANICA).

La organización, cuenta con un programa que ofrece formación académica a nivel de educación básica y que cuenta con reconocimiento oficial a través de un convenio firmado con la Secretaría de Educación, el cual permite que los niños con cáncer no pierdan la oportunidad de estudiar y se puedan ver en desventaja mientras reciben tratamiento para combatir el cáncer, explicó Javier Galván, fundador de CANICA, pues cuando un niño padece cáncer, generalmente abandona la escuela.

Los graduados, fueron niños que se mantienen lejos de las aulas porque se encuentran ocupados librando una batalla a la que se enfrentan en desventaja, y en la que deben resistir tratamientos de quimioterapia,  de radiación, consultas, estudios, ver como su cabello abandona su cabeza y el dolor invade el cuerpo, pero que con todo y eso, todavía tienen las fuerzas para darle una buena cara a la vida y sonreír a cuanta gente se les ponga enfrente.

Durante su graduación, cada uno de los pequeños tuvo oportunidad para el lucimiento personal, hablaron al micrófono, prepararon una melodía y la cantaron a sus familiares e invitados, quienes prestaron toda su atención a cada uno de los alumnos, independientemente de si este fuera o no su familiar, pues eran consientes que en algunos casos, no tendrían oportunidad para volver a escuchar o ver sonreír a alguno de esos niños.

En México, el 70 por ciento de los niños que presentan cáncer, logran superar la enfermedad, ese podría ser el caso de América Dánae, una niña de seis años que cada día sostiene una lucha para superar la leucemia linfoblástica que le aqueja, “ha respondido bien”, dijo su papá mientras la pequeña se preparaba para pararse al frente del escenario, cantar y con su ímpetu e inocencia enrojecerle los ojos a aquel que la vio nacer y que también buscaba fuerza para no dejar salir esas lágrimas que han registrado cada uno de los episodios complicados que ha pasado la niña.

CANICA, organización que se sostiene a través de colectas, celebró la decima segunda graduación de sus alumnos, también recordó a aquellos que fallecieron antes de concluir sus estudios, y lanzó la invitación para el próximo 18 de junio cuando lleven a cabo su evento “Amigo sin pelo” dónde invitan a gente a raparse de manera masiva para convertirse en gestores de donativos para continuar con los programas que la asociación brinda, evento que se llevará a cabo en Plaza del Sol, municipio de Zapopan.