Centros de Desarrollo Infantil no desaparecen

El secretario de Educación en Durango, Héctor Vela, dijo que a raíz del señalamiento que hicieron algunos empleados que no recibieron su pago, se divulgó el rumor.
Se busca fortalecer el sistema educativo de los Centros de Desarrollo Infantil.
Se busca fortalecer el sistema educativo de los Centros de Desarrollo Infantil. (Milenio Digital/Archivo)

Durango, Durango

El sistema educativo del Centro Asistencial de Desarrollo Infantil (CADI) no desaparece en Durango y los problemas que se han presentado con algunos trabajadores han sido resueltos de manera satisfactoria, aseguró el secretario de Educación en el Estado, Héctor Vela Valenzuela.

Lo anterior, a raíz del señalamiento que hicieron algunos empleados que no recibieron su pago, lo que generó que se divulgará el rumor de que las instancias desaparecerían.

Explicó que 41 cheques fueron retenidos para una validación sobre el desempeño de las actividades laborales, situación que provocó la movilización y molestia del personal.

Los sistemas CADI nunca fueron regularizados ante la Secretaría de Educación.

"Los cheques fueron sometidos a validación y una vez que se comprobó que tenían funciones docentes en los CADI, se procedió a la liberación", detalló.

Expuso que no existe la posibilidad de desaparecer, considerando que el sistema educativo que tienen es de buena calidad y se complementa con materias como inglés, música, artes, deportes y computación, donde sus horarios son de tiempo completo.

Al contrario, se busca fortalecer el sistema educativo con acuerdos para que los profesores se integren al sistema oficial de la Secretaría y no estén en situación de irregularidad, ya que no tienen una adscripción formal con clave en su centro de trabajo.

“Se deberá buscar la regularización de cada uno de los centros, lo que permitirá además conocer el número de alumnos que se atienden y el personal que brinda”, concluyó.

Los sistemas CADI fueron impulsados por el entonces senador de la República, Alejandro González Yáñez, sin embargo nunca fueron regularizados ante la Secretaría de Educación, quedando como proyectos buenos pero sin la validación oficial.