Buscará alcaldesa darle más facultades al comité

Bárbara Botello dijo que se trabajará más en el Comité de Anticorrupción de León para que tenga más apertura en las investigaciones que están realizando.
Bárbara Botello entregó un recuerdo a Denise Dresser.
Bárbara Botello entregó un recuerdo a Denise Dresser. (Arturo Andrade)

León, GTO.

La alcaldesa de León, Bárbara Botello, afirmó que se buscará que se le otorguen más facultades al Comité Anticorrupción de León, esto después de que la Presidenta de este comité denunciara falta de apertura.

"Nos hemos visto muy frustrados en muchos momentos porque quisiéramos hacer más. A veces sentimos que ciertas dependencias nos ven como un mal necesario. Y sentimos que nos dan atole con el dedo", declaró el miércoles la presidenta del Comité Anticorrupción, María Esther Santos de Anda.

Ante lo que la alcaldesa Bárbara Botello comentó que al ser el primer comité de este tipo en el país, se irá perfeccionando y sin duda, se colocará como un ejemplo nacional.

"Recuerden que este ejercicio tiene muy poco tiempo y es el primer municipio de todo el país que tiene un Comité Anticorrupción, todo es perfectible pero hemos ganado con el hecho de instalarlo".

Y agregó que se trabajará para que este Comité Anticorrupción tenga más apertura en a las investigaciones que están realizando.

"Les daremos más facultades, como dice la Presidenta del comité 'darles dientitos' para poder mejorar y coadyuvar para tener un buen gobierno".

Y ante este compromiso, ayer mismo se incluyó en la aprobación de sesión de Ayuntamiento las reformas y adiciones a la operación del Comité Anticorrupción.

"Con el objeto de consolidar sus atribuciones en materia de investigación de conductas y emisión de recomendaciones generales en materia de anticorrupción a la administración pública municipal", leyó el Secretario del Ayuntamiento, Martín Ortiz.

María Esther Santos de Anda, Presidenta del Comité Anticorrupción aseguró que en León la mayoría de las denuncias que el comité atiende están relacionadas con abuso de autoridad y petición de 'mordidas', por parte de los elementos de Policía y Tránsito Municipal.