Buscan atraer turismo en presa Valencia con ritual prehispánico

Restauranteros de la zona reportan bajas ventas debido a que aún existe desconfianza de la gente sobre la higiene de los mariscos.
Se realizó una oración especial con agua que se trajo del mar y de otras presas.
Se realizó una oración especial con agua que se trajo del mar y de otras presas. (Nacho Reyes)

Guadalajara

El gobierno municipal de Acatlán de Juárez llevó a cabo un ritual prehispánico para hacer una sanción del agua de la presa de San Pedro Valencia, con la finalidad de reactivar el turismo en la zona, luego de que esta fuera afectada por una descarga de melaza, provocando la muerte de la fauna que habitaba en su interior.

Chamanes y maestros de la medicina de diferentes lugares, así como representantes de la Secretaría de Turismo, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial y la Secretaría de Desarrollo Rural, así como autoridades municipales, acudieron este sábado para realizar una oración especial con agua que se trajo del mar y de otras presas y lagos como ofrenda distribuidos en diferentes puntos del espejo de agua.

Para reactivar el turismo del lugar, el gobierno municipal de Acatlán de Juárez trabaja en 6 ejes: identidad de la zona; promoción y difusión; responsabilidad social, cultural, deportiva y turística; así como la reglamentación; medio ambiente y recursos naturales.

A varios meses de haber tenido una baja considerable en sus ventas, los restaurantes permanecen abiertos, aunque no ha sido lo mismo desde que la presa fue contaminada por descargas de melaza que dieron muerte a miles de peces, pues mucha gente desconfía de la procedencia de los mariscos que comercializan. Sin embargo los restauranteros de la presa de Valencia señalaron que el pescado en los restaurantes son traídos de lugares establecidos y certificados en Tlajomulco de Zúñiga, con sus debidas normas de higiene, por lo que invitan a la población a darse una vuelta y disfrutar de la presa.