Buscan por tercer día consecutivo a joven desaparecido en el mar

Se trata de un residente de Tijuana que entró a nadar frente al área de la termoeléctrica en Rosarito, donde las corrientes son muy intensas

Tijuana

Por tercer día consecutivo, elementos de Bomberos y la Marina Mexicana buscan a un joven de 23 años que desde el sábado pasado se encuentra desaparecido en el mar de Playas de Rosarito.

El comandante de Bomberos, Héctor Castelán, detalló que se trata de un residente de Tijuana que entró a nadar frente al área de la termoeléctrica, donde las corrientes son muy intensas.

Otro joven que intentó ayudarlo al observar que no podía salir estuvo a punto de ser arrastrado por la corriente, pero fue rescatado por salvavidas, explicó Castelán.

Recordó que cerca del mediodía, el joven y su familia ingresaron al mar, pero él se aventuró hasta la parte más honda y donde las corrientes son peligrosas.

Dada la peligrosidad de la zona, generalmente hay letreros que indican los riesgos, pero en ocasiones son retirados por vándalos y los puntos de riesgo pasan desapercibidos, así que se sugiere preguntar a los grupos de auxilio sobre las condiciones del mar, recomendó.

Desde el sábado, elementos de Bomberos y de la Marina han buscado al joven, quien se encuentra en calidad de desaparecido, pero no se descarta que puedan localizar su cuerpo, el cual podría estar atorado en los acantilados, dijo Castelán.

La mañana de este lunes, seis bomberos y ocho marinos a bordo de una embarcación hicieron un rastreo, pero tuvieron que retirarse por el alto oleaje que se presentó, y regresaron más tarde. La familia del joven se encuentra pendiente de los operativos.

Héctor Castelán hizo un llamado a la población que acuda a las playas a que extreme precauciones para evitar accidentes.

"A veces la gente no mide el riesgo que en su momento podría pasar una consecuencia de este tipo. Sí le pedimos que cuando den las indicaciones los elementos salvavidas, o que si no saben nadar bien, no se metan a nadar donde pudiera haber problemas. Las playas son para nadar, para disfrutarlas el sol, para mojarse los piecitos, y como todo, si en su momento creen poder saber nadar, que naden en un lugar seguro, donde haya elementos salvavidas, donde estén las torres de control, pero donde haya letreros, señalizaciones, donde no se meta la gente, los respeten", explicó.

De confirmarse la muerte de este joven, se sumaría a los cinco fallecimientos registrados en el accidente carretero en San Felipe, que dejó cuatro personas muertas, y el ahogamiento de una niña en Ensenada, como parte del saldo de Semana Santa.