Buscan rescatar la cuenca

Está sobre explotada, ya que cada año se extraen 80 millones metros cúbicos de agua y solo recargan 64 millones en el mismo periodo.
El proyecto corre a cargo de la Universidad Politécnica de Tulancingo y la Universidad Tecnológica del mismo municipio.
El proyecto corre a cargo de la Universidad Politécnica de Tulancingo y la Universidad Tecnológica del mismo municipio. (Horacio Rodrigo)

Tulancingo

La Cuenca del Valle de Tulancingo se encuentra sobreexplotada, ya que cada año se extraen 80 millones metros cúbicos de agua y solo se recargan 64 millones en el mismo periodo y por ello se llevará a cabo un estudio a fin de encontrar alternativas para evitar que se seque.

El proyecto corre a cargo de la Universidad Politécnica de Tulancingo y la Universidad Tecnológica de Tulancingo y surge sobre la preocupación de la carencia de recurso hídrico en el subsuelo del Valle de Tulancingo.

De acuerdo con lo expuesto en la presentación del mismo, 70 por ciento de la extracción del vital líquido es para uso agrícola, mientras para el uso doméstico solo se utiliza el 2 por ciento.

De ahí la necesidad de buscar alternativas que permitan captar agua para recuperar niveles aceptables de los acuíferos a través de resumideros y cuencas que se pretenden instalar en sitios estratégicos.

La principal inquietud expuesta por las autoridades es suministrar del líquido a los 12 mil 500 trabajadores del campo que se estiman existen en el Valle de Tulancingo, quienes han externado en varias ocasiones su desesperación para conseguir agua.

De los 740 pozos que se tienen concesionados en esta parte del estado, por lo menos 90 por ciento deben de trabajar al máximo para proveer del suficiente líquido para regar sus tierras y darle de beber a sus animales.

En el Valle de Tulancingo hay casi 500 mil habitantes y, aunque existe disposición para cubrir sus necesidades, el que la mayor parte de los recursos hídricos se destinen a la agricultura podría provocar desabasto.

El proyecto fue explicado a grandes rasgos, especificando que de diciembre de 2013 al mes de junio de 2014 se realizará un diagnóstico actualizado sobre la situación de los mantos freáticos de la región para establecer las acciones a seguir.

Aunque se vislumbra un panorama complicado, se explicó que existen muchas alternativas para revertir la situación con la edificación de una presa o canalizar otros cuerpos de agua para que abastezcan el subsuelo del Valle de Tulancingo.

No se dieron a conocer costos de dichos trabajos, pero sí que ante diferentes instancias se gestionarán los recursos necesarios para cristalizar este proyecto que es calificado como de urgente necesidad.

Se informó que en caso de no atender esta situación de manera urgente, habría un problema de desabasto no sólo para el sector pecuario, sino también podría verse afectado el consumo doméstico ante el acelerado aumento de la población.

De acuerdo con la CONAGUA, en el Valle de Tulancingo hay una sobreexplotación de 21 millones 400 mil litros al año de los mantos freáticos. 70 por ciento de los resumideros se encuentran en Santiago Tulantepec, destacando por su proporción el Paxtepec-Romeros, que cuenta con 127 cuerpos de agua subterráneos, así como Rancho Curiel que es conformado por 53.