Buscan maximizar planta potabilizadora de agua

El alcalde Rubén Reyes Cardoso indicó que el sistema opera al 10% de su capacidad; solicita al gobierno federal y estatal su pronta ayuda.
Existe un déficit en la entrega del líquido a los habitantes del municipio.
Existe un déficit en la entrega del líquido a los habitantes del municipio. (Enrique Hernández)

Tlalmanalco

El presidente municipal de Tlalmanalco, Rubén Reyes Cardoso, informó que para evitar el colapso de la planta potabilizadora de agua que se ubica en la delegación de San Rafael, requieren una inversión de 20 millones de pesos, ya que dicho equipo de tratamiento de aguas del deshielo del Iztaccíhuatl opera al 10 por ciento.

Añadió que a través de las mejoras que realicen al sistema de tratamiento, podrán llegar al 100 por ciento del fluido purificado para beneficio de la población; subrayó que la obra lleva sin operar a su máxima capacidad desde hace más de 10 años, por lo que existe déficit en la entrega del líquido a los habitantes del municipio.

"En la actualidad registramos incapacidad para tratar un 90 por ciento del agua,; urge desazolvar el equipo, en tanto que es necesaria una inversión federal, estatal y municipal. Con esto podríamos rehabilitar la planta potabilizadora", añadió.

En la demarcación viven más de 40 mil habitantes, estableció el alcalde, e insistió sobre lo primordial que es reparar el surtidor de agua potable para entregar el servicio a las familias de la localidad.

Recordó que hace más de 10 años realizaron una inversión de 11 millones de pesos para el mantenimiento de la planta potabilizadora, "sin embargo en la actualidad no opera en su totalidad, ya que los ductos están taponeados, por lo que hemos solicitado a los gobiernos federal y estatal su pronta ayuda, ya que la obra está prácticamente parada".

"Esperamos que una vez que el equipo esté trabajando al 100 por ciento, la población se verá beneficiada para que no les falte el agua en sus hogares", señaló, al añadir que afortunadamente el Iztaccíhuatl ha sido fuente permanente del líquido del cual ha mantenido a miles de pobladores de la zona.

El presidente municipal hizo un llamado a los ciudadanos para administrar el servicio de forma adecuada, pues ante la baja producción del fluido, la entrega a los domicilios también se reduce.

"Por ello los vecinos deben hacer conciencia de cuidar el agua lo mejor posible, evitando que haya desabasto y que pueda colapsar la respuesta del ayuntamiento con el servicio de entrega de este producto de primera necesidad", finalizó.