Buscan a los jóvenes inmersos en pandillas

El presidente Nacional del Movimiento Testimonio y Esperanza de la Iglecia Católica aseguró que la juventud ahora tiene que avanzar contra corriente.
Pandilleros de Los Ponchos.
Pandilleros de Los Ponchos. (Archivo)

León, GTO.

Queremos llegar más y más profundo sobre todo a esos jóvenes, declaró Víctor León López, presidente Nacional del Movimiento Testimonio y Esperanza de la Iglesia Católica, al hablar de los jóvenes inmersos en el pandillerismo.

Víctor dijo que en la actualidad, los jóvenes han caído en  el materialismo y en las drogas. Mencionó que un objetivo de su movimiento es atraer a los jóvenes a la Iglesia.

“Materialismo, relativismo, el relativismo axiológico que tiene que ver, con el hecho de los valores. Los valores hoy ya están invertidos. Drogas, delincuencia”, es en lo que ahora viven los jóvenes, según expresó el presidente de este movimiento católico, quien manifestó que ahora los adolescentes tienen a Dios en un último plano en su vida, “en una pirámide invertida”.

León mencionó que los jóvenes tienen que avanzar contra corriente, para rescatar los valores que ya se han perdido en nuestro país y que se han perdido desde la familia.

“La cuestión de fe se ha perdido, no es una cuestión de ataque, ni mucho menos, todos lo vivimos de manera general. Los jóvenes tenemos que ir contra corriente, en el sentido de rescatar el respeto a la vida, rescatar el respeto a la familia”, dijo.

Un mejor rumbo, calidad de vida y país, se pueden lograr si los jóvenes se hacen parte de los problemas y no sólo critican.

El día de ayer, MILENIO publicó que niños de escasos 13 años forman parte de la pandilla de Los Ponchos.

Los menores son mayoría en esta banda.

Mediante redes sociales, se ha podido observar el comportamiento de esta pandilla, así como quiénes la componen.

Estos jóvenes se fotografían con machetes, perros de pelea de la raza bull terrier, con cuchillos, además de que se alcanza a percibir que se drogan con agua de celaste.

Esta pandilla, es la que el pasado domingo arrojó agua de celaste a un niño de 13 años y le prendieron fuego.

Los Ponchos es la pandilla que se ha convertido en el ‘dolor de cabeza’ de los vecinos de la colonia España.