Buscan evitar problemas en niños con sobrepeso

Se desarrolla un protocolo de intervención basado en psicología positiva, el cual implica el desenvolvimiento de habilidades, recursos y fortalezas en niños.
Ivette Valencia Ortiz: es un estudio con importantes implicaciones.
Ivette Valencia Ortiz: es un estudio con importantes implicaciones. (Cortesía)

Pachuca

La especialista en Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Ivette Valencia Ortiz, trabaja en el desarrollo de un modelo de intervención en niños con sobrepeso y obesidad a nivel emocional para prevenir y disminuir problemas como ansiedad o depresión.

Actualmente, junto con un grupo de investigación del Área Académica de Psicología, desarrolla un protocolo de intervención basado en psicología positiva, el cual implica el desenvolvimiento de habilidades, recursos y fortalezas en niños para identificar casos relacionados con sobrepeso y así evitar problemas de salud como obesidad.

Los antecedentes del modelo se encuentran en un proyecto puesto en marcha en el Hospital General del Distrito Federal y en el que Valencia trabajó y consiguió resultados importantes; al mismo tiempo se puso en operación en Tamaulipas.

Se trata de un estudio integral con importantes implicaciones, destacó la investigadora, pues vincula aspectos emocionales, individuales y sociales y permite evitar situaciones negativas ligadas al sobrepeso como baja autoestima y autoeficacia, problemas en el crecimiento y desarrollo, así como casos de acoso en centros escolares.

La también experta en desarrollo de estrategias para promocionar bienestar en emociones positivas en niños con cáncer y en personas con enfermedades crónico-degenerativas precisó que la intención es replicar el modelo "juego del optimismo", en Hidalgo, el cual es una estrategia cognitivo-conductual enfocada en el cambio de pensamientos disruptivos que generan en las personas emociones negativas.

Se caracteriza por enseñar a los niños a tener pensamientos saludables, se trabaja con regulación emocional para que ellos mismos puedan identificar estados de saciedad o malos hábitos de alimentación, muchos de los cuales se aprenden en el hogar.

La especialista informó además que 60 por ciento de papás de niños con obesidad tiene a su vez este problema de salud, por lo que la idea es incluirlos en el programa.