Señalan presunto abuso sexual de alumnos hacia otro niño

Los padres de familia de la primaria Venustiano Carranza del municipio de Nava, Coahuila dejaron de llevar a sus hijos al plantel hasta que se aclare el caso y la maestra sea despedida.

Nava, Coahuila

Tras salir a luz pública el caso de un menor que sufría bullying escolar y presuntamente fue abusado sexualmente por tres de sus compañeros, padres de familia de la primaria Venustiano Carranza del municipio de Nava, están temerosos de llevar a sus hijos a la escuela.

Señalan que la indiferencia de las autoridades escolares y la omisión de la maestra de tercer grado, Érika Jara, sobre la atención que debió brindar al menor, generó total desconfianza y solo cuatro alumnos de este grupo escolar acudieron a clases desde el pasado miércoles.

"No se ha hablado con los niños que supuestamente cometieron el abuso y eso será a través de un psicólogo".

"No hay muchos alumnos en la escuela y les daremos el apoyo a la familia afectada. Incluso no traeremos a nuestros hijos a la escuela hasta que se aclare esto, ya que los niños que hicieron esto vienen a la escuela", dijo la madre de familia, Maribel Hernández.

Van contra la maestra

Los padres de familia de esta escuela demandan que se retire a la maestra, pero también se anule su cédula profesional ya que se le acusa de que hace trabajar en el salón a los niños en base de amenazas y con carácter fuerte.

Irán Escobar, madre del menor afectado explicó que el niño está bajo el efecto de sedantes por el daño psicológico que presenta. Esto se detectó después de que bajó de peso y tenía constantes enfermedades, por lo que lo revisó un médico y notó el daño.

Desde la semana pasada, con certificado médico, los padres del menor afectado interpusieron la denuncia ante el Ministerio Público, pero a la fecha no han conseguido avance en la investigación, por ello contrataron un abogado y decidieron publicar el caso.

Demandarán a la maestra por omisión ya que el menor le comentó que unos compañeros le habían hecho daño en los baños y la docente solo lo regaño porque no estaba trabajando, dijo Escobar.

Orlando Velásquez Vásquez, titular de la Procuraduría de la Familia en Nava, dijo que están en proceso de determinar los daños ocasionados al menor y trabajan en cuestión emocional de los niños involucrados y sus padres.

"No se ha hablado con los niños que supuestamente cometieron el abuso y eso será a través de un psicólogo". Aseguró que hay apoyo de la Secretaría de Educación para realizar las indagatorias pertinentes.