Detectan 23 casos de bullying escolar en Saltillo

Marisol Castañeda, coordinadora del área de Niños, Niñas y Adolescentes del Sistema DIF, informó que se ha logrado gracias al programa "Mírate Súper héroe" en las primarias y secundarias.
El programa "Mírate Súper héroe" ha detectado 23 casos de bullying en Saltillo.
El programa "Mírate Súper héroe" ha detectado 23 casos de bullying en Saltillo. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

A través del programa "Mírate Súper héroe", el Ayuntamiento de Saltillo ha instalado 28 buzones en escuelas primarias y secundarias, a través de los cuales se ha logrado detectar 23 casos de violencia a los que se está brindando atención integral.

Marisol Castañeda, coordinadora del área de Niños, Niñas y Adolescentes del Sistema DIF Saltillo, explicó que tanto directores como familias de los jóvenes que son atendidos, han tenido buena aceptación por este seguimiento puntual al conflicto que se presenta con los menores.

"La escuela que necesite y quiera, llevamos el buzón y nosotros cada dos o tres semanas acudimos y monitoreamos".

"Entonces nosotros leemos los papelitos, las inquietudes y nos acercamos a la escuela para pedir datos de los casos que estén identificados para dar un seguimiento", comentó.

"Generalmente (son casos) donde hay agresiones verbales o físicas también, a final de cuentas es violencia que no puede medirse".

Agregó que se cuenta con un equipo de trabajo, integrado por personal de las áreas de Asuntos Jurídicos, de Psicología, de Trabajo Social y de Niños, Niñas y Adolescentes, quienes están llevando de manera integral los casos detectados.

"Pero hay cierta importancia porque se presentan los insultos, o se minimiza la autoestima del niño o del adolescente, hasta golpes significativos y es donde nosotros intervenimos, dando la atención que se requiere, trabajando en equipo con la escuela y la familia", precisó.

Asimismo, comentó que dentro de la atención que se realiza se hace una investigación de campo de cada caso, en la que generalmente se identifica algún signo de que la presencia de bullying tiene algún antecedente de violencia familiar, como descuido.

En otros casos se detecta violencia externa a la familia, pero cercanos al entorno de los niños, sin embargo destacó que también han encontrado comentarios positivos, donde se invita a los demás a respetar, ser responsables y cuidar la dignidad de los compañeros.

Finalmente aseguró que de los 23 casos, 15 ya están concluidos en el proceso, pero se siguen monitoreando a través de la atención psicológica, pues como requisito se pide a las familias que sigan una terapia.

"Ellos necesitan tener todo un proceso terapéutico, en donde el psicólogo determina hasta cuándo puede darlos de alta, porque esos son aspectos que se tienen que trabajar desde la familia", concluyó.