Maestra permitió bullying a niña de primaria

Menor fue golpeada por compañeras y por los hechos, la SEGE recibió recomendación de la CEDH.
Ramo de albahaca
Ramo de albahaca (Especial)

San Luis Potosí

Una alumna de quinto grado de primaria sufrió acoso sexual al ser agredida físicamente por un grupo de compañeras. La directora del plantel la vio convulsionar pero pidió que la "barrieran" con un huevo porque dedujo que lo que tenía es que estaba embrujada.

De estos hechos se derivó la Recomendación 07/2014 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos a la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado (SEGE).

Esto ocurrió en una escuela primaria de la ciudad de San Luis Potosí, donde una estudiante fue agredida físicamente por otras alumnas dentro del baño, cuyos golpes provocaron que perdiera el conocimiento y se convulsionara en diversas ocasiones.

En el expediente 1VQU-0240/2013, los padres de la víctima relataron que se enteraron por su hijo también inscrito en esa escuela, y un maestro que lo acompañó a avisarle lo que estaba ocurriendo, trasladándose de inmediato al plantel y al llegar a la Dirección, se percataron que su hija estaba inconsciente y se convulsionaba, mientras que una persona del sexo masculino procedía a frotar un huevo en el cuerpo de la víctima, ya que la directora del plantel les comentó que tal vez se trataba de brujería.

Después de unos minutos, la niña se tranquilizó y los quejosos decidieron llevársela a su domicilio, ya que por parte de la directora no se dio aviso a los servicios de salud. Horas más tarde, la niña volvió a convulsionarse en diversas ocasiones, por lo que optaron por llevarla al Hospital del Niño y la Mujer, donde le diagnosticaron varias lesiones internas producidas por los golpes recibidos por sus compañeras, por lo que le indicaron un tratamiento médico de ocho meses.

La menor por su parte dijo que ese día se encontraba en el baño de la escuela, cuando ingresaron alumnas de quinto grado, una de ellas empezó a agredirla verbalmente pero ella les dijo que no quería problemas, pero una de las estudiantes la agarró y la empujó contra la pared, ocasionando que se golpeara en la cabeza, provocando que la niña cayera al suelo y perdiera el conocimiento. Cuando recobró el conocimiento, se percató que estaba en la Dirección de la Escuela Primaria, y que una persona del sexo masculino le estaba frotando un huevo por todo su cuerpo.

Además de la queja a este organismo, los padres pusieron una demanda penal, registrada en la Agencia del Ministerio Público Especializada en Delitos Sexuales y Contra la Familia, adscrita a la Mesa I de la Agencia Primera, con sede en el DIF Estatal.

Ante esta Recomendación, la SEGE deberá hacer reparación del daño, que incluya tratamiento médico y psicológico; colaboración en la investigación que inicie el Órgano de Control Interno, así también que gire órdenes para que se impartan cursos de capacitación al personal docente y administrativo de la Escuela Primaria donde acontecieron los hechos, en materia de prevención y seguridad escolar, derechos humanos y sobre prevención de la violencia escolar, derechos de los niños, es especial a una vida libre de violencia y remita a esta Comisión la información de su cumplimiento.