Buen Fin, furor que desquició a la ciudad

La tecnología, electrodomésticos, ropa y accesorios, atrajeron a los ciudadanos a gastar sus ahorros o la quincena en tentadoras promociones.
Gran cantidad de compradores abarrotaron los centros y tiendas comerciales.
Gran cantidad de compradores abarrotaron los centros y tiendas comerciales. (Patricia Ramírez)

Guadalajara

Las compras por el Buen Fin desquiciaron a la ciudad tapatía y al furor de la multitud de personas por aprovechar precios bajos. A esto se sumó el malhumor de transitar por calles saturadas, que se recorrieron a vuelta de rueda. Un tráfico atípico se sintió en las avenidas, sobre todo en las cercanas a los principales centros de compras desde el viernes por la noche y durante todo el sábado, particularmente por la tarde, cuando la mayor cantidad de gente se decidió a salir, junto con sus ahorros o la quincena y abarrotar las vialidades, faltando en algunas ocasiones a las reglas de tránsito.

Desde el mediodía, la avenida Patria fue una vialidad caótica, lenta desde avenida Vallarta. Plaza Andares o la avenida Vallarta, en la que hay varios centros comerciales, también se recorrió a vuelta de rueda durante diferentes horas del día. El Centro de la ciudad, que el viernes estuvo tranquilo, ayer se saturó con quienes fueron a los comercios de esa zona.

El tráfico pesado -más que en cualquier fin de semana de este año-, y el deseo de llegar a las tiendas hicieron que con frecuencia se vieran automovilistas cometiendo infracciones de tránsito, además, la dificultad para encontrar estacionamiento en las atiborradas plazas comerciales y sus cercanías fueron los primeros anuncios de la gran cantidad de gente que estaba dentro de las tiendas. Quienes no encontraron lugar en el estacionamiento del lugar, aprovecharon cualquier espacio en la calle para dejar sus autos.

La tecnología, electrodomésticos, ropa y accesorios, atrajeron de manera especial a los tapatíos que llenaron las tiendas durante el Buen Fin, quienes aprovechan los descuentos, los meses sin intereses, los meses de regalo o los cupones de descuento.

Pantallas, tabletas, celulares y ropa, son los artículos que con más frecuencia mostraban los compradores al salir de las tiendas.

En una gran cantidad de casos, las personas ya llegaban informadas con los precios y promociones de lo que querían y los beneficios que obtendrían, pero otros acudieron a buscar buenas ofertas y con la expectativa de salir con algún producto específico, como un joven que se identificó como Óscar, de 29 años, quien dijo que buscaba una chamarra y un par de tenis, artículos que iría a buscar en varias tiendas para comprarlos en la que le ofreciera más beneficios.

A su vez, una mujer joven, quien llegó a una tienda departamental a probarse ropa, adquirió un chaleco, dijo que lo encontró con descuento, meses sin intereses y que comenzará a pagar hasta febrero.

Una señora en compañía de su hija compró adornos navideños por los que habría pagado 3,800 pesos en otra ocasión, sin embargo, en este fin de semana de ahorros los pagó en 2,200 pesos.

Las tiendas de autoservicio y, sobre todo, sus estacionamientos se han saturado desde el viernes pasado, donde se vio que los carritos de compras de los consumidores fueron insuficientes para llevar la gran cantidad de artículos que llevaron para aprovechar las ofertas especiales de esta cuarta edición del Buen Fin. 

Por su parte, la Procuraduría Federal del Consumidor a través de un comunicado de prensa informó que durante el primer día del Buen Fin atendió 339 denuncias contra prestadores de servicio por inconsistencias a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC). En dicho informe señala que Jalisco, Puebla, Coahuila, Sonora, DF y Zona Metropolitana, son los estados y las ciudadanos, hasta el momento, con más denuncias por: “publicidad engañosa, no respetar promociones y ofertas, no informar o respetar términos y condiciones, condicionar la venta y anunciar productos inexistentes en tienda”.