Brindan "pistas" para sostener la economía familiar

A diferencia del año pasado, este 2014 se debe tener más cuidado por conservar la fuente de ingresos ya que hay productos con aumentos significativamente mayores al punto de referencia publicado
Alberto Tovar Castro, catedrático del Tecnológico de Monterrey.
Alberto Tovar Castro, catedrático del Tecnológico de Monterrey. (Foto: Especial)

Puebla

Alberto Tovar Castro, catedrático del Tecnológico de Monterrey, especifica en 2014 el crecimiento económico es incierto y no beneficiará a todos por igual. Y con las reformas estructurales recién aprobadas se tienen grandes expectativas pero los resultados están lejos de cristalizarse y podrían tardar años.

Por esta razón el catedrático resalta que hoy día las familias a diferencia del año pasado deben tener más cuidado por conservar la fuente de ingresos, porque aun cuando la inflación de México puede calificarse como baja, con una tasa de 3.97 por ciento, e claro que es un promedio de una canasta que no necesariamente consume una familia en particular y hay productos con aumentos significativamente mayores al punto de referencia publicado por las autoridades".

"Ahora bien, para 2014 es una variable a vigilar porque se espera un repunte y por tanto afectará directamente a los gastos cotidianos", comenta Tovar Castro.

Y cuando se habla de que las tasas de interés bajan, se debe de tener cuidado si es que se quiere adquirir una deuda, pues a pesar de los bajos intereses, el costo del crédito puede mantener niveles elevados debido a factores como el nivel de cobranza o la eficiencia de la institución financiera.

De esta forma, Tovar Castro sugiere que en caso de requerir endeudamiento, es fundamental investigar cuál es la mejor institución para hacerlo, porque los costos llegan a ser diferentes en forma significativa.

"En este sentido, un problema en el 2013 fue el aumento de la cartera vencida en los créditos de nómina, por lo cual hay que ser precavido con esa opción que parce muy fácil de tomar y luego se convierte en una pesada carga", menciona el catedrático.

Sobre las nuevas medidas que promueve el gobierno como benéficas en lo general, en realidad pueden afectar la economía de algunas unidades familiares. "Un buen ejemplo sería la reforma fiscal que provocó una elevación de la carga para muchos y la elevación de precios para todos", considera Tovar Castro.

Otro caso que refiere el catedrático es el "buen fin" que si bien tiene ofertas y facilidades de pago; al usarlo en forma indiscriminada incide en un serio desbalance en el presupuesto.

También Tovar Castro señala que existen inversiones que las personas las asocian con seguridad, pero dependiendo del contexto podrían ser malas decisiones. Por ejemplo, el dólar presentó en 2013 un comportamiento volátil y terminó prácticamente en la misma cotización y metales como el oro y la plata, que eran refugio en momentos difíciles, cayeron en forma estrepitosa.

Otro aspecto a resaltar es que con la tendencia a la baja en los réditos, los bancos ofrecieron tasas reales negativas; es decir, no alcanzaron a compensar el crecimiento de los precios.

Este hecho obliga a vigilar la inflación y a considerar otras alternativas de inversión para que el patrimonio mantenga su poder de compra. "Claro, el riesgo tenderá a subir y es imprescindible tomarlo en cuenta", señala Tovar Castro.

Así mismo, el catedrático especifica que para los interesados en adquirir acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se debe hacer un buen análisis, pues a pesar de que hoy se habla del "Mexican Moment", es preciso considerar que el año pasado la BMV registró una caída general del -2.2 por ciento.

Para Tovar Castro un evento trascendente en el 2013 fue que las Afores tuvieron una minusvalía y en algunas administradoras el escenario es muy negativo, por lo que una moraleja es entender que hay una parte de los portafolios en activos de riesgo y cada administradora hace su propia mezcla al respecto. Es importante sopesarlo a la hora de elegir la Afore o hacer un traspaso.

Así, el catedrático concluye que "apenas empezamos a escribir la historia de 2014, por lo que debemos cuidadosos con nuestros recursos y busquemos decisiones acertadas".