El "Tigre" Chong, el primer campeón mundial lagunero

Desde la década de los noventas, la Comarca Lagunera se ha caracterizado por ser un referente del boxeo a nivel nacional y mundial. Por las damas levantó la mano Yazmín "Rusita" Rivas.

Torreón, Coahuila

Desde la década de los noventas, la Comarca Lagunera se ha caracterizado por ser un referente del boxeo a nivel nacional y mundial, esto en los distintos organismos que rigen el boxeo. Hombres y mujeres han puesto en alto a la Región en todo el orbe.

Son al momento seis los campeones mundiales que ha tenido La Laguna, así como un monarca universal plata.

Esa generación dorada del boxeo lagunero está por terminarse y es momento de trabajar en nuevos prospectos.

Pasó casi tres años ranqueado en el número uno del CMB, pero este organismo nunca le dio la oportunidad de ir por el campeonato mundial, tuvo que buscar otras opciones.

Recordando a quienes pusieron por primera vez en el mapa boxístico a La Laguna, tenemos a Jesús "Tigre" Chong, a quien el boxeo y la vida le fueron ingratos, pero sin duda cuando estuvo en la cima, era un peleador de respeto, "pegaba como mula".

La carrera del "Tigre" Chong por el año de 1987, tuvo sus primeras nueve peleas en el profesionalismo, todas ellas ganadas por la vía del cloroformo, muchos le temían. Sus oponentes por lo general terminaban cortados del rostro, de ahí el apodo de "Tigre".

Se vio obligado a pelear en otros organismos. Fue campeón del mundo minimosca en la Federación Mundial de Boxeo, campeón de las Américas, campeón de Norteamérica, campeón del Consejo Internacional de Boxeo.

Peleó tres veces en Tailandia, en Alemania, en Las Vegas, en Hong Kong. Nunca una oportunidad en el CMB. Nunca.

Su máximo triunfo fue el ser campeón mundial de la Organización Mundial de Boxeo (WBO por sus siglas en inglés), unos de los cuatro organismos más reconocidos del orbe.

Corría el año de 1997, a 10 años de su debut. El campeón reinante se había retirado. Los de pantalón largo decidieron que Chong y Eric Griffin pelearan por el título vacante. El escenario, el Caesars Palace de las Vegas, Nevada.

Las luces destellantes, el dinero, los reflectores, la prensa. Nada le asustaba. Aquella noche, una manada de golpes le cayó a Griffin. Nockout en el segundo asalto.

"El tigre" Chong, oriundo de Gómez Palacio, era el campeón del mundo, había noqueado en las Vegas. Júbilo, alegría, gloria. "Ni se despeinó", titularían los diarios al día siguiente.

Pero ni chance de disfrutarlo, tres meses después defendería su faja ante Melchor Cobb en California, perdiendo por decisión dividida, según los expertos en ese tiempo, le robaron la pelea al lagunero.

Otro campeón fue el nacido en Ciudad Lerdo, pero radicado en Ciudad Juárez, César "Cobrita" Soto.

En el año de 1999, derrotó al filipino Luisito Espinosa y con ello conquistó el campeonato mundial pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

"La Cobrita" en su mejor época combatió con grandes campeones mundiales de la talla de Naseem Hamed, Luisito Espinoza, Johnny Tapia, Agapito Sánchez y Oscar Larios.

Perdió su faja apenas cinco meses después en Michigan, Estados Unidos ante Naseem Hamed, cediendo su cinturón por decisión unánime tras 12 rounds.

Vino una buena camada de pugilistas campeones nacionales y mundiales a finales de los noventas y principios del 2000.

En las damas levantó la mano Yazmín "Rusita" Riva, quien teniendo apenas 17 años, levantó el título mundial supermosca de la AMB, el cual no pudo defender ante la falta de rivales, pues el boxeo de guantes rosas no tenía el auge que tiene en la actualidad.

Su sed de sobresalir la llevó a países como Alemania, Corea del Norte y Argentina, donde cayó derrotada, pero no así sus ganas de ser campeona mundial nuevamente.

Tras unirse a la promotora "Canelo Promotions", tuvo la chance de pelear por el fajín universal Gallo de la FIB en 2011 derrotando a la australiana Susie Ramadán, teniendo después cinco exitosas defensas. Ese organismo la nombró incluso, peleadora del año.

Ahí no paró, se siguió preparando para ir por el del CMB, logrando ganar el interino en peso gallo, después fue por el absoluto ante la Bielorrusa Alesia Graf, defendiendolo después con la misma Ramadán, a quien superó ampliamente.

Este sábado tiene su segunda defensa en Tijuana ante la estadounidense Celina Salazar.

Otro de Gómez Palacio, tal vez el más exitoso, es Cristian Mijares, quien siendo campeón nacional y tras una eliminatoria, el septiembre de 2006 fue a Japón a disputar el título mundial ante el local Katsushige Kawashima, a quien derrotó por decisión dividida.

Un año después, Katsushige Kawashima pidió la revancha, el "Diamante" Mijares se la concedió, repitiéndole la dosis a domicilio y esta vez de manera categórica, por nocaut.

Mijares estuvo en su máximo, pues regresaron las transmisiones de televisión al boxeo, en 2007 todos recordamos la paliza que le puso a Jorge "Travieso" Arce, entonces estrella de reality show.

Tras siete defensas y la obtención también de la faja supermosca de la AMB, trató de unificar ante Vic Darchinyan, quien terminó por noquear al lagunero, en una noche triste para el boxeo mexicano en Carson, California un 1 de noviembre de 2008.

Regresó Mijares a los primeros planos al obtener el campeonato mundial supermosca de la FIB, defendiéndolo una sólo ocasión.

Para abandonarlo después por incursionar en pesos superiores y buscar nuevos horizontes.

La Laguna ha contado con un total de seis campeones mundiales, cuatro hombres y dos mujeres.

Si de jalar taquilla se trata, está Marco Antonio "Veneno" Rubio, quien tuvo tres oportunidades titulares, las dos primeras las perdió ante Kelly Pavlik y Julio César Chávez Jr. La tercera fue la vencida.

En Delicias, Chihuahua, un 5 de abril del 2014 obtuvo el mundial vacante peso medio al derrotar en el décimo round al italiano Domenico Spada.

Fue por el campeonato absoluto ante Gennady Golovkin, ante el cual el "Veneno" perdió en el segundo round, pelea que pudo marcar el final de su carrera.

Más recientemente, se coronó campeona mundial de la FIB, la también Gómez Palatina, Yulihan "Cobrita" Luna, quien se adjudicó el fajín universal supergallo tras ir a Argentina a vencer a la local Carolina "Chapita" Gutiérrez.

No menos importante fue Roberto "Massa" Ortiz, quien fuera campeón mundial Plata del CMB en superligero, al ir por el campeonato absoluto en Cincinnati, fue noqueado apenas en el segundo asalto por el argentino Lucas Matthysse.

Es así como esta historia de éxito se va diluyendo, pues esta camada de buenos peleadores está por pasar a otros menesteres y es urgente que los actuales entrenadores de boxeo se pongan las pilas y empiecen a producir prospectos que regresen la gloria del boxeo a nuestra Región.