Jesús "Tigre" Chong, primer Campeón Mundial Lagunero

Sufrió muchas injusticias, que de haber sido diferentes tendría otra actualidad, tal como narra su entrenador, Rafael Díaz. El "Tigre" nunca ha bajado, hasta ahora, lucha por sobrevivir.
Rafael Díaz, entrenador del pugilista Jesús "Tigre" Chong, narra la difícil historia que vivió el peleador, donde sufrió muchas injusticias.
Rafael Díaz, entrenador del pugilista Jesús "Tigre" Chong, narra la difícil historia que vivió el peleador, donde sufrió muchas injusticias. (Aldo Cháirez Villegas/Miguel González/Manuel Guadarrama )

Gómez Palacio, Durango

El boxeo es una profesión muy bonita, pero muy sufrida y a veces ingrata.

Los peleadores que no se prepararon para el retiro, que no se administraron, terminan olvidados, trabajando en la obra, sólo en la memoria quedaron aquellos años de éxito, de las falsas amistades y de traer el bolsillo lleno.

Así es la historia del primer campeón mundial que tuvo La Comarca Lagunera, Jesús "Tigre" Chong, relato contado por Rafael Díaz Covarrubias, quien lo formó como púgil, con quien convivió gran parte de su vida.

"Chong tuvo la madera, la técnica, todo para ser campeón del mundo en el CMB, pero campeones como el "Finito" López y la "Chiquita" González, le sacaban la vuelta".

"La vida de Chong parece una novela, es de no creerse, no sé si fue injusto o no el boxeo con él, pero sí muchas circunstancias, pasó por muchas injusticias", recordó Rafa Díaz.

Toda su carrera en el box, Rafa fue entrenador, su consejero y más. El "Tigre" nunca bajó la guardia, a la fecha, lucha por el pan diario, en la obra, o en cuanta "chambita" le salga.

Chong, miembro de una familia de 13 hermanos, su padre Salvador Chong, boxeador y árbitro de futbol.

"Es una profesión muy bonita, pero muy sufrida, levantarte temprano e ir a correr, ir a entrenar en la tarde, descansar y hacer dietas"

Creció en un barrio duro, desde ahí la le tenía que entrar a los "catorrazos", a los cuales les agarró gusto.

Llegó al boxeo más por casualidad que por convicción. Sólo él y su hermano Ulises, actual trabajador del Ayuntamiento de Gómez Palacio, llegaron a debutar en el profesionalismo.

Sus últimos zarpazos los dio en su natal Gómez Palacio en el 2003, como muchas veces atrás, sintió que le habían robado la pelea, "así no se puede, creo que hasta aquí llego", declaró en esa ocasión, harto y nauseabundo del boxeo, luego de bajar del ring en el Palenque de la Feria.

Sufrió muchas injusticias que de haber sido diferente, ahora tendría otra actualidad, tal como lo narra su entrenador de toda la vida, Rafael Díaz.

¿Cómo surgió el "Tigre" Chong?

Jesús Chong debutó a nivel amateur en una pelea donde su papá estaba de referee, el papá escuchó que la gente tenía un griterío, porque estaba muy emocionante, pero entre los gritos se le hizo familiar una voz y supo que era la de Jesús.

Paró la pelea, para dirigirse a él, lo apuntó y le dijo, "tú, súbete que vas a pelear" y de ahí surgió el "Tigre" Chong. Fue su primera pelea, muy atropellada, la perdió, no traía nada de boxeo, él tiraba golpes, sí sabía, pero no boxeaba".

¿Sus primeros pasos?

"Por ahí de 1980, me lo llevé a entrenar, su papá también lo entrenaba, participó en el Campeonato Nacional que se realizó en Gómez Palacio".

"Un torneo nacional de primera fuerza y resulta que ganó el tercer lugar, él siempre enseñó que tenía madera, era fornido y muy inteligente".

"Su sello era su pegada, la tenía muy fuerte, ya nació con ese don, y lastimosamente fue una tragedia al final de su carrera, de su andar en el boxeo".

¿Su carrera amateur, fue importante para debutar en el boxeo de paga?

"Fue seleccionado nacional en 1985, fue a Alemania y entró en el tercer equipo, fue avanzando hasta que llegó al primer equipo y de ahí salió a representar a México a Alemania, donde conquistó un segundo lugar".

"Luego a otro campeonato internacional, eso como amateur, donde tuvo como más de 200 peleas, tuvo mucha experiencia, se fogueó bien, para cuando ya entró a profesional, ya era un buen peleador, sabía lo que hacía y avanzó muy rápido".

¿Era el gran prospecto de México?

"Toda su carrera desde amateur anduvo conmigo. Su debut fue en Torreón, peleó contra un muchacho de Matamoros y lo noqueó, sus peleas fueron siempre con peleadores experimentados".

"Lo llevaron a pelear a Monterrey contra un regio que las ganaba todas y el "Tigre" lo despedazó en dos rounds".

"Fue a Guadalajara contra otro invicto y de gran experiencia y en el segundo lo echó a la lona".

"Toda su carrera fue Minimosca y fue catalogado como un gran prospecto, entrando a los rankings nacionales y de ahí se le vinieron peleas mejores".

¿Cómo llegó a ser campeón?

"Ganó el de las Américas luego el Campeonato Nacional, que se lo ganó a Raúl Ríos, un peleador del establo de los hermanos Chávez, de Julio, fuimos a Culiacán y Chong lo dejó fuera de combate en 11 rounds, le quitó el campeonato y de ahí entró al ranking mundial del CMB, estuvo tres años catalogado número 1 del mundo".

"No pudo pelear por el campeonato del CMB, porque Ricardo "Finito" López no quiso nada con Chong, la "Chiquita" González tampoco, le sacaban la vuelta".

"Fuimos a una reunión que hubo ahí en el CMB y directamente les echó el reto, "yo peleo con cualquiera de los dos y gratis, no me paguen, sólo denme la oportunidad, sólo denme lo del pasaje y mis comidas a dónde quieran que vaya a pelear", y los promotores sabían que el "Tigre" les iba a tumbar a sus minitas de oro".

"Ellos eran muy taquilleros y Chong no era muy conocido en Estados Unidos. Peleamos por la OMB, porque en el CMB no daban oportunidad".

¿Cuándo empezaron las injusticias para Chong?

"Fuimos a Tailandia 3 veces, las tres peleas durísimas, los tailandeses se mueren en la raya, los sacan en camilla, pelean hasta el último".

"Cuando peleó el campeonato mundial con Jakkrit LG-Gym, un peleador zurdo, que se le fue complicando, como él era de las dos guardias, se volteó a zurdo y lo desconcentró y le pegó, comenzó a moverse, le pescó un golpe y lo mandó a la lona, ganamos el campeonato en el noveno".

"Fuimos a pelea a las Vegas ante Eric Griffin, en el Cesars Palace, lo noqueó en dos rounds y se coronó doble campeón, ahora de la Organización Mundial de Boxeo".

"Fue ahí cuando volteó el CMB. Para entonces la "Chiquita" ya había salido del ranking y ya andaba en Mosca".

"Lo pusieron ante un capitalino, Melchor Cob Castro, peleamos con él y nos ganó, un boxeador zurdo, muy rápido y cochino, pero nos ganó claramente a decisión, eso en el 97".

"Para el 2000 fuimos a Tailandia, a defender el otro campeonato el de la Federación Mundial de Boxeo, un robo total, aunque fue la pelea del año en Tailandia".

"Desde que empezó se dieron con todo, el tailandés ya en el décimo estaba colgado de las cuerdas, decía que ya no quería pelear, bañados en sangre los dos, pero Chong no se rajó".

"Cuando terminó la pelea, el tailandés se desmayó, lo levantaron, lo llevaron a la esquina y así inconsciente, lo declararon campeón, le pusieron el cinturón a la brava y lo bajaron en camilla y después supimos que tenía siete meses en estado de coma, se alivió, pero se perdió".

"Volvimos a ir al año, peleamos contra un jovencito de 18 años, Jesús ya con 35, se llenó la arena y pasó lo mismo, el chamaco se desmayó y terminó en coma y se asustaron los tailandeses, se preguntaban qué tenía en las manos Chong, pero igual, nos robaron la pelea".

"Al final de la carrera del boxeador, éste ya está cansado, no quiere saber nada de preparaciones, muchas cosas que se tiene que sacrificar y al final, a veces termina solo y sin dinero, así es esto".

"Regresamos a México para hacer campaña, lo robaron otra vez, no le fue bien a Chong en ese aspecto"

¿Fue ingrato el boxeo?

"Sufrió muchas injusticias, que se no haber sido, hubiera sido otra historia su carrera deportiva y su situación económica, no entendíamos cómo surgían tantas cosas de esas, y así fue, no es creíble, parece una novela".

"Una ocasión a una semana de pelear, tuvo un pleito callejero, le habían roto el labio, una cortada muy grande, iba a pelear en la Arena México, lo llevamos a un médico, le dieron unas puntadas, y sabíamos que si le daban un golpe ahí le iban a abrir la boca, cosa increíble, no le pegaron, ganó, así, mal comido y poco preparado y mal orientado."

¿Dónde quedaron esos amigos cuando era campeón?

"Cuando era campeón tuvo muchas amistades, comenzó a perder y esas amistades se fueron, como les pasa a todos los deportistas, cuando estás arriba todos son tus amigos, cuando estás abajo, contados los que se quedan".

¿Por qué no se tiene un plan de retiro, el CMB no regula estas cosas?

"El Consejo Mundial arropó a infinidad de peleadores, les dio un bono de retiro a varios excampeones del mundo, era un grupo fiel, como la "Chiquita", el "Finito" López, todos ellos fueron ayudados".

"Los de provincia, habrá uno que otro, pero no les dieron ayuda, no se trabajó parejo. Vas a pelear un campeonato del mundo y tienes que dar una cuota para la pelea, para el cinturón, casi te lo venden".

"Había un seguro de vida, pero nomás es al instante de la pelea, después ya no hay eso, ni cosas que les puedan ayudar, entonces está muy mal, porque cuando ya se retira el boxeador, no tiene nada, se lo gastó todo en fiesta, amigos entre comillas".

"El "Tigre" pensó que siempre sería boxeador, el "bueno" como decíamos y ahí anda chambeando de albañil y en lo que le sale".