La última frontera amistosa está en Coahuila

Boquillas del Carmen y Texas han generado una economía basada en el turismo y la familiaridad de Coahuila con el Valle, que permite pisar suelo estadounidense sin la necesidad de documentos.
La última frontera amistosa está en Coahuila.
La última frontera amistosa está en Coahuila. (Christian Sánchez)

Boquillas del Carmen

La frontera de Boquillas del Carmen con Estados Unidos, ha generado una economía basada en el turismo y la familiaridad de Coahuila con el Valle de Texas, que permite pisar suelo estadounidense sin la necesidad de documentos.

En 1883 cuando México le otorgó a empresas de los Estados Unidos la oportunidad de sustraer del subsuelo diversos minerales, lo que generó el nacimiento de esta comunidad.

A más de 130 años, más 200 personas habitan en este lugar, tan sólo un 10 por ciento de las que originalmente lo fundaron.

Cualquier persona puede pisar territorio americano, pero es vigilada las 24 horas del día por videocámaras y agentes de la Border Patrol.

Como cualidad es su cercanía con el Parque Nacional "Big Bend", localizado en el Valle de Texas.

Hasta el 2013, cualquier persona podía cruzar a la unión americana, pero desde ese tiempo fue colocada una frontera y con ellos nació un turismo del que depende esta zona.

La venta de manualidades como los son figuras a base de cobre y bolsas de mano, es la manera en que más de 70 familias subsisten, pero existe una dinámica poco común.

La renta de una lancha por cinco dólares para cruzar el Río Bravo, en un viaje de 30 segundos es muy común en este lugar, lo que permite un turismo que abarca la llegada de hasta 200 personas por día.

Mike Davidson, responsable de cruce entre Estados Unidos y México, dijo que diariamente las personas van en ambas direcciones sin ningún tipo de altercado al cruzar el Río Bravo por una de sus partes más tranquilas.

Este hombre, asegura que se ha logrado generar una economía única entre los estadounidenses que buscan acudir a comprar un recuerdo o simplemente consumir alimentos y bebidas.

Boquillas del Carmen, es considerada la frontera nueva entre Estados Unidos y México, donde cualquier persona puede pisar territorio americano, pero es vigilada las 24 horas del día por videocámaras y agentes de la Border Patrol, esto para evitar el cruce de indocumentados.

Esta comunidad es la última zona de Coahuila, del norte de México en donde sus habitantes cantan su felicidad mediante el "México Lindo y Querido", a todos los que arriban como signo de bienvenida.