Descartan cierre de estación San Bernabé

Ya que el municipio de Monterrey pagó la mitad de su deuda, no será necesario suspender operaciones en esta base; el presidente del Patronato de Bomberos confía en que se liquide el resto.
El presidente del Patronato de Bomberos de Nuevo León, confirmó que sigue cerrada la estación de Lincoln.
El presidente del Patronato de Bomberos de Nuevo León, confirmó que sigue cerrada la estación de Lincoln. (Carlos Rangel)

Monterrey

Bomberos de Nuevo León informó que el cierre de la estación San Bernabé está de momento descartado, luego de que el municipio de Monterrey pagó la mitad de sus aportaciones atrasadas.

Guillermo Guzmán de la Garza, presidente del Patronato de Bomberos de Nuevo León, señalo que de todos modos el cierre de la estación Valle Morelos (Lincoln) continúa.

"El municipio de Monterrey que tenía medio año de retraso en sus aportaciones, ya se ha actualizado en tres de ellas, lo que por el momento no nos lleva a la necesidad de cerrar una más. Sin embargo te confirmo, sigue cerrada la estación Lincoln", apuntó.

Al ayuntamiento encabezado por Margarita Arellanes le resta pagar un millón y medio de pesos para ponerse al corriente.

"El adeudo que tienen aún es de un millón y medio de pesos, es decir, medio millón de pesos mensuales", detalló el presidente.

Al menos 17 elementos operativos fueron reubicados de la estación Lincoln para que no perdieran su trabajo.

Guzmán de la Garza dijo confiar en que el municipio cumplirá su obligación de cubrir el 30 por ciento del costo de operación y pronto puedan reabrir la estación.

"La estación no la podemos reabrir precisamente por falta de esos recursos, yo tengo confianza en que el ayuntamiento de Monterrey va a cumplir con su obligación. Para ello les cuesta un 30 por ciento de nuestro costo de operación", señaló.

Tan sólo en el mes de julio, Bomberos de Nuevo León atendió 624 servicios, casi el doble del mismo periodo del 2014.

Para qué dichos héroes anónimos puedan realizar su labor, el patronato requiere al menos 60 millones de pesos al año, y menos del 50 por ciento proviene de aportaciones de los municipios o del Estado.