En Saltillo 20 parejas gay contrajeron matrimonio

Provenientes de la ciudad de Monterrey, 16 parejas integradas por mujeres y 4 parejas por hombres, llevaron a cabo la ceremonia con la Oficial Primero del Registro Civil, Maria Concepción de la Rosa.
Veinte parejas gay provenientes de Monterrey, contrajeron nupcias en Saltillo este sábado.
Veinte parejas gay provenientes de Monterrey, contrajeron nupcias en Saltillo este sábado. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

En una boda comunitaria realizada al medio día de este sábado, 20 parejas gay contrajeron legítimo matrimonio, la ceremonia civil fue celebrada por la Oficial Primero del Registro Civil y Coordinadora de la región sureste de los Registros Civiles de Coahuila, Maria Concepción de la Rosa.

Se destacó que sea Coahuila quien también haya dado los primeros pasos en el tema de las adopciones por matrimonios igualitarios.

Provenientes de la ciudad de Monterrey, Nuevo León, 16 parejas integradas por mujeres y 4 parejas por hombres, respondieron a la invitación que el Partido Social Demócrata (PSD) extendió a las parejas igualitarias que desearan formalizar su relación.

La ceremonia tuvo como testigo de honor al representante en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Javier Hernández Valencia.

Dio un mensaje de igualdad y dignidad, que pudiera representar una de las "fronteras alcanzadas" por los colectivos defensores de los derechos humanos y de la diversidad sexual, algo por lo que han trabajado, que es el poder compartir la legalización de la unión con el carácter del matrimonio.

"Creo que poco a poco la intensión, poderío y mensaje de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) harán que celebraciones como estas, no sólo colectivas, sino individuales, que sean más comunes, llamen menos la atención y puedan abrir las puertas de una sociedad de derechos a todas y todos", comentó.

Dijo es un tema importante sobre todo, para aquellas parejas que desde hace tiempo han afrontado la responsabilidad de sacar adelante a sus familias, pero que viven con el miedo de que sus hijos les sean arrebatados al no tener la certeza jurídica sobre ellos.

"Esos cambios nos toca impulsarlos a partir de debates para abrir las puertas y echar mas luz a los ciudadanos que están dudosos y temerosos".

"Familias que tienen miedo por la falta de esa transparencia legal, en situaciones inestables, con posibilidades de que sus hijos adoptados le sean arrebatados, entonces eso nos pone en el terreno concreto de la practica de los derechos en los cuales todas y todos seamos iguales", comentó.

Finalmente indicó que para erradicar la discriminación en contra de esta población es necesario que las políticas públicas estén acompañados por cambios en la cultura, en la manera en la que se educa a los niños y niñas en los colegios, en la manera en la que los planes educativos se confrontan a la diversidad, a las múltiples formas de familia y a las comunes responsabilidades que todos tienen en el ceno de las familias.