Niegan alerta Ámber a menor desaparecida

La familia de Bere, de 15 años de edad, asegura que las autoridades de la Procuraduría no han emitido ninguna alerta, denunciando que es por discriminación debido a la orientación sexual de la menor.
Berenice Pardo Lara, de 15 años, es reportada como desaparecida.
Berenice Pardo Lara, de 15 años, es reportada como desaparecida. (Especial)

Monterrey

Bere pidió permiso para salir el 8 de febrero de este año y desde entonces no ha vuelto a casa.

Sólo tiene 15 años de edad y vive junto con su familia en el municipio de Salinas Victoria. La denuncia se interpuso de inmediato pero ninguna alerta Ámber se ha emitido por ella, a pesar de la larga ausencia.

Para la familia de la menor, la razón sólo puede ser una: la discriminación. Y es que Bere, a quien también se le conoce como Manny, tiene el cabello corto, viste pantalón, camisa a cuadros y usa gorra.

Esto para su familia y amigos no es un problema, pero al parecer sí lo es para las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León, que no la han buscado del modo adecuado.

"Ella no quiere volver", es lo que le dicen las autoridades a la madre de Bere. Afirman que por "ser como es" y porque seguramente "anda en malos pasos" es que no se ha comunicado con ella o con su familia.

Para la familia Prado Lara ya han pasado más de 40 días de incertidumbre, de tener que viajar a Monterrey para conocer novedades del caso y ser atendidos de mal modo, le hablan de "avances" e incluso le han llegado a decir que la menor huyó a la ciudad de Reynosa.

Sin embargo, al no emitir la alerta Ámber el despliegue de corporaciones para la búsqueda, la participación de los medios de comunicación y la coordinación con otros estados no se dan, y una menor de 15 años sigue en riesgo.

Según la página de internet del Gobierno Estatal, alerta Ámber es implementada para la recuperación de menores, personas con discapacidad y adultos mayores que se han extraviado y pudieran estar en peligro de sufrir un daño grave, físico o mental.

Para Manny no hay alerta y los amigos de la familia señalan que no puede haber otra razón más que la discriminación, por su orientación sexual.

Coral Rodríguez, quien colabora en la búsqueda de la menor, afirmó que han tenido que investigar por su cuenta y pedir ayuda a través de las redes sociales. En las alertas electrónicas que lanzan, han decidido poner sus números telefónicos para evitarle malos tragos a la familia.

"Apenas dos días y hemos recibido muchísimas llamadas de extorsión, nos ponen al teléfono a niñas llorando y pidiendo ayuda, y después dicen que tenemos que depositar cierta cantidad de dinero.

"Nosotros no deberíamos estar pasando por esto, la autoridad es quien se debería hacer cargo de la búsqueda de Bere, sin importar cómo es que ella sea", dijo.

Blanca Patricia Lara Salazar, la mamá de Bere, la busca por su cuenta, dice que son los mismos ministeriales los que acuden a preguntarle si tiene novedades en vez de ir a notificarle avances del caso.

La denuncia está en C4 de Escobedo desde el martes 10 de febrero bajo el folio 015201500022, y actualmente el caso es atendido por el agente Jorge Luis Treviño.

"Él dice que la alerta Ámber no es necesaria porque hay testigos que dicen que mi hija se fue por su cuenta en un carro rojo o naranja, y que dijo que se iba con amigos.

"Pero mi hija es menor, cuando desapareció apenas iba a cumplir 15 años y no se ha comunicado con nosotros, ella siempre pedía permiso para todo", señala.

Bere salió de su casa el domingo 8 de febrero con dos amigas de nombre Esperanza y Karen, con las que iría a una fiesta, pero no dan más detalles.

Las otras dos chicas, hermanas, sí volvieron apenas dos horas y media después, y en un principio dijeron que Bere se había quedado allá.

Ante la insistencia de la mamá, terminaron diciendo que Bere se había subido a un carro modelo Chevy, blanco o rojo, y mencionó que se iba con dos amigos e incluso las invitó a subirse, lo que ellas presuntamente declinaron.

Hasta ahí fue lo último que se supo de la joven. Intentar llamarle o mandar un mensaje a su celular es imposible, dado que al momento de los hechos no tenía ya que lo había vendido días antes con la esperanza de que su madre le regalara otro, justo en su cumpleaños número 15.

Blanca Lara sigue buscando a su hija, pregunta a las jovencitas que sólo han ido a declarar un par de veces sin que se den avances del caso.

"Si se emitiera la alerta Ámber esa, más gente estaría al pendiente, más gente la estaría buscando, porque así tiene que ser cuando uno es menor, no sé por qué a Bere no la toman en cuenta para eso", señaló.