Aprueban quitar ‘beneficios’ a conductores ebrios

Con las reformas aprobadas por los diputados, los responsables de alguna muerte por estar ebrio al volante ya no tendrán derecho a cumplir su pena en libertad, como sucede hasta el momento.
El presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad, el diputado del PRI, Francisco Cienfuegos, fue el encargado de leer ante el Pleno la serie de modificaciones.
El presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad, el diputado del PRI, Francisco Cienfuegos, fue el encargado de leer ante el Pleno la serie de modificaciones. (Especial)

Monterrey

Los ciudadanos que conduzcan bajo los influjos del alcohol o una droga que atropellen y quiten la vida a una persona, ya no tendrán derecho a cumplir su pena en libertad como sucede hasta el momento, o al menos cumplirán la mayor parte de la condena en la cárcel.

Esto luego de que hoy lunes los diputados locales aprobaran las reformas al Código Penal del Estado, Código de Procedimientos Penales, Ley del Instituto de Control Vehicular y la Ley Para Prevenir el Abuso del Alcohol, propuestas por el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, y el diputado local independiente Luis David Ortiz Salinas.

Asimismo avalaron las reformas propuestas por los diputados locales del PRI, Juan Manuel Cavazos, y del PAN, Juan Carlos Ruiz, en el sentido de facultar a las corporaciones de Vialidad y Tránsito para cancelar temporal o en definitiva las licencias de conducir.

Lo anterior en casos donde se detecte a ciudadanos conduciendo bajo los influjos del alcohol o alguna droga, o por manejar y utilizar al mismo tiempo un aparato celular para hablar o mandar mensajes de texto, siempre y cuando no se haga con el dispositivo de manos libres.

Esto además incluye arrestos administrativos de hasta 36 horas, servicio a la comunidad y multas, así como la obligatoriedad de acudir a un centro de rehabilitación para adicciones, que cabe destacar ya existe en la ley pero como una opción que la autoridad pocas veces aplica.

El presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad, el diputado local del PRI, Francisco Cienfuegos Martínez, fue el encargado de leer ante el Pleno la serie de modificaciones partiendo de las reformas a los artículos 66 y 67 del Código Penal del Estado.

En ellos se califica como agravante de homicidio culposo o imprudencial huir de la escena del crimen, estar en estado de ebriedad o intoxicación con alguna droga, y en caso de estar presentes estos elementos se retirará el derecho de la pena conmutada, o en libertad.

"El imputado que sea condenado por homicidio culposo grave no tendrá derecho a la condena condicional o a la substitución de sanción. Adicional se impondrá en los términos del artículo 52 fracción II de este código la suspensión del derecho a conducir vehículos automotores hasta por un término igual al de la pena privativa de la libertad", explicó Cienfuegos Martínez.

Sin embargo, se prevé permitir que por decisión del juez se pueda determinar que la pena se cumpla de forma proporcional en prisión y en libertad condicionada.

"No hay bien más importante que la vida, la vida de un padre, de una madre, de un estudiante, de un obrero... que injusticia de la ley actual que el que tenga dinero pueda matar a dos o tres o cinco, siempre que su cartera le permita pagar por la vida de niños, padres, madres... sin querer... totalmente ebrios, pero sin querer", avaló el diputado local del PAN, Enrique Barrios Rodríguez.

Sin embargo, los diputados locales del PRD, Erick Godar Ureña Frausto y Eduardo Arguijo Baldenegro, se manifestaron en contra de la medida al señalar que será contraproducente recluir a estas personas en los penales del estado donde se mezclarán con delincuentes de otro nivel, como homicidas y narcotraficantes.

En este sentido señalaron que la única manera es el establecer centros de reinserción especiales para este tipo de delitos.

"No se encuentran dadas las condiciones de seguridad en los penales de los estados, son delincuentes imprudenciales y no son como aquellos delitos dolosos intencionales de los criminales que se dedican a eso, no estamos de acuerdo que se les interne con delincuentes de ese tipo, consideramos que es dañino para las personas", explicó Erick Godar.

Además consideró que la medida es desproporcional, ya que no se puede juzgar de la misma manera a una persona que comete un delito doloso a uno imprudencial, por lo que será susceptible a amparos.

Al final las reformas fueron aprobadas por mayoría de votos, sólo con los sufragios en contra de la bancada del PRD.

Con ello sólo resta que la reforma sea publicada en el Diario Oficial del Estado, para lo cual no se estima que existan problemas ya que se trata de una propuesta avalada por el Gobierno del Estado, el Poder Judicial y ahora el Congreso de Nuevo León.