Beneficiarán a 150 mil campesinos con 400 mdp

Deberán aplicar los recursos en insumos para mejorar su producción.
Heriberto Ortega Ramírez
Heriberto Ortega Ramírez (Tania Contreras)

Toluca

En entrevista con Heriberto Ortega Ramírez, delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en la entidad, señaló que la cosecha de maíz fue buena el año pasado en todo el mundo y a continuación habló de las acciones a realizar.

La Sagarpa actualmente –precisó- cuenta con cuatro programas para impulsar la producción en la entidad: Programa de Alta Productividad de Maíz, Programa de Maíz y Frijol (Promaf), el Programa de Incentivos a la Producción de Maíz y Frijol (Pimaf), el cual está inscrito en el Programa Nacional de la Cruzada Nacional contra el Hambre; y el PROAGRO Productivo, antes Procampo.

El Estado de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) –afirmó-, implementó el Programa de Alta Productividad de Maíz en cerca
de 50 mil hectáreas con alto potencial productivo, es decir, que cuentan con buen clima, agua, suelo y pueden arrojar 300 mil toneladas. “Inició en 2011, con 12 mil hectáreas, y concluyó el año 2013 con 28 mil hectáreas, el promedio por hectárea es de tres toneladas, aunque con el programa hay parcelas que están obteniendo rendimientos superiores a las 10 y 12 toneladas”.

Asimismo, detalló que a través del Programa de Maíz y Frijol (Promaf), el gobierno federal paga la asistencia técnica mientras que el gobierno estatal se hace cargo de los estímulos en semilla, fertilizante y calado de suelos, además de que se integra al Programa de Alta Productividad.

Añadió que el año pasado Diconsa logró, a través de diversas organizaciones como el Sistema Producto Maíz, la Federación de Productores Rurales del Estado de México (FPREM) y Unión de Productores de Alta Productividad (UPAP), la agricultura por contrato en cerca de 30 mil hectáreas y garantizó a 700 campesinos
un precio superior a 3.20 pesos, según lo que se viene cotizando en el medio rural.

Para 2014 con el Pimaf se otorgan 2 mil 200 pesos por hectárea a los productores de bajos recursos de los municipios de la Cruzada, además del  acompañamiento técnico y los incentivos en el paquete tecnológico que incluye semilla, fertilizante, mejoradores del suelo y equipo. “La meta de inicio es de 20 mil hectáreas, y el incentivo por el ciclo agrícola llegará a entre 8 mil y 10 mil productores”, afirmó.

Por último, Ortega Ramírez enfatizó que ya está en operación el Proagro Productivo, antes Procampo, el cual operó por casi 12 años y lamentablemente tuvo algunas desviaciones, pues en principio fue creado para compensar la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio (TLC) pero que no se aplicaba para la producción o la productividad.

“Este año con las nuevas reglas de operación que la Sagarpa implementó, habrá una derrama económica superior a los 400 millones de pesos que beneficiarán a cerca de 150 mil productores del territorio mexiquense, que deberán aplicarlo en insumos del paquete tecnológico como fertilizantes, equipos o semillas que permitan mejorar su producción”.

Finalmente, el delegado federal precisó que los incentivos se entregarán de forma electrónica para que no acudan a las ventanillas ni a las oficinas.