Gimnasta lagunera brilla en Chihuahua

Belia Fernández Reyes, una joven gimnasta que desde niña dio muestra de su talento como parte del equipo de la Escuela de Gimnasia de La Laguna, pero que no encontró el respaldo en su Estado.
En Chihuahua no tardó en recibir la atención que en su tierra jamás le dieron, eso le permitió retomar sus entrenamientos.
En Chihuahua no tardó en recibir la atención que en su tierra jamás le dieron, eso le permitió retomar sus entrenamientos. (Facebook de Belia Fernández)

Torreón, Coahuila

La Comarca Lagunera se ha distinguido por ser cuna de brillantes deportistas que han llegado a sobresalir en el ámbito internacional.

Pero muchos de ellos han tenido que emigrar antes de llegar a la cima ante la falta de apoyo de las autoridades, situación que los lleva a representar a otras entidades.

Tal es el caso de Belia Fernández Reyes, una joven gimnasta que desde niña dio muestra de su talento como parte del equipo de la Escuela de Gimnasia de La Laguna.

Ellos parten en busca de dar continuidad a su desarrollo y lograr el reconocimiento en tierra ajena, donde son acogidos y bien aprovechados.

La joven no encontró el respaldo para seguir ese camino dentro del deporte en Coahuila, por lo que optó por ir en busca de nuevos horizontes hasta encontrar en Chihuahua las oportunidades que en su tierra no se le dieron.

Belia nació en esta ciudad el 23 de octubre de 1988, hija de Fernando Fernández Andrade y María del Socorro Reyes García, quienes la introdujeron en el mundo del deporte a la edad de 8 años.

Fue en la Escuela de Gimnasia de La Laguna de la colonia Estrella, donde rápidamente se hizo notar en competencias locales y de invitación en ciudades cercanas como Monterrey, Nuevo León, principalmente.

Sus dotes de gimnasta la fueron colocando rápido entre las mejores de La Laguna, con una habilidad en las competencias que la hicieron notable tanto en aparatos como en piso.

Formó parte de una generación que se perdió casi por completo, pues no se le dio seguimiento y algunas deportistas concluyeron su etapa de gimnastas cuando se encontraban en plenitud.

Belia se cansó de subir al podio en las copas de los gimnasios locales, después fue la Olimpiada Nacional y campeonatos nacionales.

Sus mayores confrontaciones eran los duelos con las gimnastas de Nuevo León, pero siempre estuvo en la pelea.

Entre sus logros destaca el primer lugar barras asimétricas en Nacional en 2006, además, en Hermosillo, Sonora. Fue campeona nacional en Chihuahua.

En 2007, Belia Fernández sufrió una lesión en la columna que la obligó a retirarse de la práctica de la gimnasia durante cuatro años.

En ese periodo se mantuvo dentro del ambiente al comenzar su labor como entrenadora en la misma Esgila y en 2010 pasó a formar parte del cuerpo de entrenadores de la Academia de Gimnasia Olímpica de Torreón (AGOT), donde compartió sus conocimientos a las nuevas generaciones.

En ese lapso buscó el apoyo de las autoridades para continuar representando a Coahuila, pero las oportunidades se fueron reduciendo hasta que se presentó la oportunidad de ir a estudiar a la Universidad Autónoma de Chihuahua.

En la Facultad de Ciencias de la Cultura Física, hizo la maestría en Administración de la Educación Física, el Deporte y la Recreación.

"Fue una decisión difícil, pero tuve que emigrar ante la falta de apoyo por parte de las autoridades, en Torreón no pude como universitaria y acá en Chihuahua se me dio esa posibilidad".

"Algo que no podía desaprovechar, ya que me permitió seguir activa en una edad en la que muchas gimnastas deciden terminar sus entrenamientos", comentó.

"Se supone que un tiempo estuve dentro de programa a nivel nacional "Esperanzas Olímpicas" y sólo encontré trabas burocráticas que me impidieron obtener beneficios, era llenar papeles en vano, algunas concentraciones, nada más".

En Chihuahua no tardó en recibir la atención que en su tierra jamás le dieron, eso le permitió retomar sus entrenamientos y prepararse de la mejor manera para competir en el Estado y a nivel nacional.

Belia una vez más se hizo notar, ahora como universitaria, en 2013 obtuvo el quinto lugar por equipo en la modalidad de gimnasia aeróbica en la Universiada Nacional 2013 celebrada en Culiacán, Sinaloa.

Un año después, en la Universiada de Puebla, logró el primer lugar 'all around' en gimnasia artística como deporte de exhibición, así como cuarto lugar en gimnasia aeróbica en parejas.

En mayo de 2014, en el Campeonato Nacional de Cancún y Universiada, logró el primer lugar all around en nivel 6, clase V.

A principios del presenta año, Belia fue inscrita para el Premio Estatal Temporada 2014, distinción que se hace a lo más destacado del deporte chihuahuense en todas sus disciplinas y por logros y merecimiento, recibió la estatuilla de bronce.

La joven deportista está en su último año de universidad, en las próximas semanas estará compitiendo en Monterrey en gimnasia aeróbica.

Es muy querida en el Estado Grande, no sólo por lo que aporta en el deporte, ya que su forma de ser, su forma de trabajar le han dado un lugar especial entre los atletas y la sociedad chihuahuense.

"Pienso que pronto llegaré a mi límite por la edad para ser competidora, así que desde ahora sigo pensando en cómo seguir ligada a la gimnasia, tal vez sea como entrenadora o en algún puesto administrativo, ya sea en Chihuahua o quizá regrese a mi tierra".

Para la joven gimnasta, lo más difícil ha sido estar lejos de su tierra, de su familia, han sido años de sacrificio que han valido el esfuerzo, el sacrificio y los momentos difíciles que sólo pudo superar con el deseo de superación y no darse por vencida después de que en su tierra se le cerraron puertas.

Hoy recuerda con agrado sus mejores momentos en La Laguna, sin resentimiento alguno, pero sí con ganas de regresar para aplicar lo mucho o poco que ha aprendido de esa experiencia en un lugar donde llegó como completa desconocida, pero donde hoy se le distingue y reconoce todo lo que ha logrado como gimnasta.