Madres piden apoyo para sacar a sus bebés del HG

Con la ayuda de Javier Quintero, director de Donadores Laguna, exigen al gobierno de Coahuila los insumos que necesitan para el cuidado de sus hijos, pues la falta es negligencia del Hospital.
Madres de bebés internados en el Hospital General de Torreón, piden el apoyo para sacar a sus hijos de la clínica, ya que temen por sus vidas.
Madres de bebés internados en el Hospital General de Torreón, piden el apoyo para sacar a sus hijos de la clínica, ya que temen por sus vidas. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Este miércoles a las 15:45 horas, Javier Quintero Guridi, fundador y director de Donadores Laguna, emitió en su página de Facebook un video en vivo en el que transmitió desde una estación de radio local, la petición de tres madres de familia para sacar a sus hijos del Hospital General. 

El Hospital General les pidió que salieran a buscarlas por sus propios medios. Las tres piden ayuda pues los menores están delicados, presentan sangrados digestivos y anales, ante lo cual se suman más casos de bebés graves, delicados e infectados en esta clínica del sector salud, desmintiendo a las autoridades sanitarias. 

"Ellas están preocupadas, desesperadas por la situación de sus niños, donde en este momento les piden plaquetas y por desgracia no hay banco especial para las plaquetas, cada unidad cuesta diez mil pesos".

"Pedimos a usted el apoyo para presionar a la autoridad estatal a que ponga orden, que realmente lleguen los insumos, lo necesario para que jale un banco de sangre de manera normal, para que un hospital funcione de manera habitual, para que se respete el derecho a la salud que lo da el artículo Cuarto Constitucional", dijo. 

Wendy Espinoza Valles de 24 años, tiene un bebé de tres semanas que nació de dos kilos y 150 gramos. Le dijeron que tiene una infección pulmonar, no puede respirar. Dijo que sabe que un bebé prematuro no puede respirar. 

"Pero de repente me dicen que tiene un hongo, que se llama cándida", dijo la joven. El bebé tiene sangrado de tubo digestivo, estómago inflamado y le pidieron las plaquetas, y la canalizaron al banco de sangre, donde le dijeron que no había material. 

Dice que llevó sus controles pre natales, fue con la secretaria del director, quien se negó a recibirla. Fernanda Escobedo de 18 años tiene un bebé de 15 días de nacido que al nacer pesó un kilo 800 gramos, con los mismos síntomas. También a ella le pidieron plaquetas. 

"Seguí al director, sin embargo nos ignoró, se subió al carro y se fue", dice la joven que su bebé nació bien, y que también llevó sus controles pre natales. Es un caso similar al de Dulce María de 18, que llevó a término su embarazo y su bebé pesó dos kilos 400 gramos. 

"Me dicen que necesito conseguir las plaquetas por que las necesita. Ayer se le empezó a inflamar su estómago y ahora ya trae sangrado", dice la muchacha.

Javier Quintero intervino y señaló que los bebés de las tres traen los mismos síntomas y que en ningún momento se cerró el área de pre natal. Wendy Espinoza, participó comentando que la culpa se las echan a ellas, por ser de ejidos, por venir del seguro social. 

Pero todas llevaron controles ahí mismo. Le piden al gobierno de Coahuila los insumos, ya que se necesita el material, pues la falta es negligencia de el Hospital General. 

"Hacemos un atento llamado en este momento a la Secretaría de Salud, al gobierno del Estado para que se pongan las pilas", dice Javier Quintero. 

"Hacemos un atento llamado en este momento a la Secretaría de Salud, al gobierno del Estado para que se pongan las pilas", dice Javier Quintero. 

Agrega que por sus propios medios va a intentar conseguir las plaquetas con apoyos que le van a proporcionar. 

Lo peor del caso es que a las mamás no ha habido nadie que ni siquiera tenga la gentileza de darles una explicación respecto a lo que está sucediendo.

Fernanda comentó que a ella el doctor le dijo que a su bebé le quedaba un día de vida por que estaba sangrando y le faltaban demasiadas plaquetas, que además le había entrado una infección. 

"Yo hablé con el doctor Morales y me dijo que mi bebé tenía la infección de la clepsiela, o algo así, son otras bacterias". 

Concluye Javier Quintero, solicitando el apoyo de toda la ciudadanía para poder ayudar a niños que están muriendo en el Hospital General. Cabe destacar que hay otras dos mamás que están en la misma situación que estas tres jovencitas.