Bebés prematuros tienen mayor riesgo de discapacidades

La ceguera es una de las secuelas más dramáticas de nacer antes de tiempo y obedece a la falta de maduración de la retina. “Le faltan todavía vasos y junto a las altas dosis de oxígeno que ...
La estancia puede costar 50 mil pesos diarios.
(Carlos Zepeda)

Guadalajara

Los bebés que nacen antes de completar las 37 semanas de gestación tienen más riesgo de presentar discapacidades que los recién nacidos a término; riesgo que crece en los prematuros extremos. Sin embargo, mientras algunas alteraciones del desarrollo neurológico no se evidencian sino a largo plazo -por lo cual se requiere un seguimiento minucioso y la atención de sus cuidadores para advertir anomalías en el niño-, en otros casos exige medidas tempranas a fin de evitar una discapacidad permanente.

La ceguera es una de las secuelas más dramáticas de nacer antes de tiempo y obedece a la falta de maduración de la retina. “Le faltan todavía vasos y junto a las altas dosis de oxígeno que reciben los bebés”, explicó Luz Consuelo Zepeda Romero en entrevista con MILENIO JALISCO.

Zepeda Romero, responsable de la Clínica de Retinopatía del Prematuro del OPD Hospital Civil de Guadalajara (HCG), indicó que se trata de una complicación muy común según el país de estudio. “Se presenta hasta en 15 por ciento de los bebés prematuros en México; pero faltan estadísticas más certeras, pues si tú visitas las escuelas para niños ciegos (...) el 35 por ciento de los alumnos que ahí acuden fueron producto de nacimientos prematuros”, sostuvo.

La especialista destacó que esta ceguera se puede prevenir con el adecuado manejo del oxígeno y limitarse a través del diagnóstico oportuno mediante un estudio que se debe realizar y repetir varias veces en el bebé prematuro, a quien se le ausculta el minúsculo fondo ocular con un aparato que posibilita ver el estado de la retina.

Consuelo Zepeda ha abogado desde hace varios años por el derecho de todo paciente prematuro en riesgo de tener acceso a la detección oportuna. Asegura que en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales Externos (Ucinex) del HCG el programa que encabeza “revisa cunita por cunita y brinda el tratamiento a los bebés que presentan esta alteración”. También les refieren bebés ya diagnosticados en hospitales de otros estados, de tal manera que actualmente operan en promedio 150 bebés prematuros por año, para salvar su vista, cirugía hoy cubierta por el esquema del Seguro Popular.

“El problema no es ya el económico, sino que en muchos lugares no se les informa a los papás y por alguna situación no hay la logística debida, no está el médico, les entregan al bebé y ya no regresan y ese bebé queda ciego”, insistió la entrevistada.

“En el mundo cada año quedan ciegos veinte mil niños por la retinopatía del prematuro”, apuntó.