Baja venta de pescados y mariscos en Zinacantepec

Esto, a pesar de cumplir con las revisiones de la Sagarpa y la SS.
Pescado y mariscos son de los preferidos por los comensales durante esta temporada.
Deben prevenir brotes de colera u otras enfermedades. (Luis Carlos Valdés De León)

Zinacantepec

Santiago Romero, vendedor de pescado en San Luis Mextepec, dijo que este año las revisiones de Sagarpa y la Secretaría de Salud fueron más estrictas que en 2013 para prevenir brotes de cólera u otras enfermedades.

Señaló que las dependencias se llevaron muestras para verificar que el producto estuviera en buenas condiciones; sin embargo, refirió que ya tienen experiencia y por lo tanto pasaron las pruebas para poner a disposición del público los alimentos que ofrecen.

Mencionó que esperaban que las ventas este año fueran mejores que el pasado, ya que fueron entre 30 y 40 por ciento menos de lo que pensaban, lo cual señaló como contradictorio, pues en otras temporadas los precios son más altos y aún así compra la gente, pero esta ocasión fue distinto.

Por su parte Ericka Mejía, dueña de una marisquería, indicó que tenía la expectativa de tener buenas ganancias; sin embargo, solo llegaron al 60 por ciento de lo que esperaba, debido a que por los puestos que se pusieron en la calle de ambulantes, los automóviles no pudieron pasar a su negocio.

Debido a ello, es que tuvieron una pérdida de alrededor de 5 mil pesos, por lo que deben ser cuidadosos con las condiciones de los productos de mar que con el calor se descomponen más rápido.

Lo que les sobró de alimento, tuvieron que tirarlo, entre esto camarón, jaiba, mojarra, pulpo y calamar que ya no podían vender pues pueden presentar un peligro en la salud de sus clientes.

Ahora que la temporada de venta de mariscos vuelve a bajar, Ericka Mejía reirió que buscan sobrellevar el negocio durante los fines de semana, que es cuando acude gente de diferentes municipios aledaños que ya son clientes de este lugar.

El también dueño de una marisquería, Diego Fonseca, indicó que ellos tuvieron que subir el precio de sus productos debido a que el camarón, por ejemplo, estaba el año pasado en 200 pesos y ahora lo encontraron a 250.

A las empanadas le aumentaron 3 pesos, al coctel 10 y a la sopa 5; sin embargo a diferencia de otros comerciantes, aseguró que a ellos les fue mejor que el año pasado en la venta y que cada vez se van haciendo de más clientes.