Baja la deserción escolar 15% en el sur de la entidad

El nivel más alto de abandono de estudios fue en 2009 al alcanzar 40 por ciento, refieren
Son menos los niños y jóvenes que dejan sus estudios.
Son menos los niños y jóvenes que dejan sus estudios. (Jose Luis Tapía)

Tampico

Según datos de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) en la zona sur de Tamaulipas la deserción escolar durante este año ha sido del 15 por ciento, lo que catalogan como una mejoría ya que en 2009 la inseguridad causó una deserción del 40 por ciento.David Hernández Muñiz, asesor de la UNPF, indicó que ha habido una mejoría en los índices de deserción escolar en la zona sur de la entidad y en los niveles de secundaria, preparatoria y universidad, esto en instituciones tanto pública como privadas.

Informó que durante lo que va del 2013 el porcentaje de jóvenes que han suspendido sus estudios es del 15 por ciento, lo que considera una recuperación si se compara con años anteriores en donde la cifra llegó a ser escandalosa.El nivel más alto de deserción, según la organización sin fines de lucro, fue en 2009 cuando se tuvo un 40 por ciento debido a la inseguridad que se presentaba en toda la entidad y que afectó a la región sur del estado.

En el año 2010 se recuperó hasta llegar al 30 por ciento, en el 2011 se tuvo un 25 por ciento de deserción y el año pasado el 20 por ciento de los estudiantes dejaron de estudiar por cuestiones de inseguridad.Los datos fueron extraídos según un estudio que realizó la UNPF en un total de 2 mil 500 instituciones de Tampico, Ciudad Madero y Altamira, tanto públicas y privadas, encontrándose también otros factores.Explicó que aparte de la inseguridad el número de jóvenes que decidió terminar sus estudios lo hizo por problemas económicos, ya que sus familias no eran capaces de solventar el costo de las colegiaturas.

La inseguridad se reflejó “en la deserción sobre todo en la preparatoria y la universidad ya que los estudiantes que venían de fuera se tuvieron que regresar a sus lugares de origen, o irse a estudiar a otras ciudades del centro del país”.

Las adicciones en alumnos de los tres niveles fue otro de los factores que contribuyó a detonara dicha problemáticas social que aún continúa afectando a los jóvenes, ya que se tiene registrado que los estudiantes consumían cualquier tipo de estupefaciente.

Expuso que la mejoría de las condiciones de seguridad en el estado, han contribuido a que el número de niños y jóvenes que dejan los estudios sean menos, pero destacó que se tiene que actuar para que el problema desaparezca.“El panorama en Tampico, Madero y Altamira ha cambiado paulatinamente, ha habido una mejoría por eso se ha tenido una mejoría; sin embargo tenemos que seguir trabajando”, expuso.